Preguntado sobre su propio futuro, González Pons ha dicho que le “vendría bien seguir siendo más o menos lo que soy porque significaría que no he hecho mal mi trabajo en los últimos 4 años”. Pero González Pons no ha perdido la oportunidad de afear a Mariano Rajoy que no le haya premiado con ningún puesto institucional. Así sonó su afirmación de que “cuando un partido pierde las elecciones, la culpa es siempre de la Comunicación, pero cuando a un partido le va bien y gana las elecciones, nadie se acuerda de la Comunicación y el mérito es de todos los demás”.

En la punta de lanza
No se ha quedado ahí y ha completado su mensaje dejando entrever que no ha aparcado su aspiración a entrar en el Ejecutivo: “Para qué voy a negarlo, uno siempre aspira a estar en la punta de lanza”, aunque ha matizado que “esta campaña era para que Rajoy fuera presidente, no para que los demás fuéramos ninguna otra cosa”.

Cascos no sabe dialogar
González Pons ha cargado contra el presidente de Asturias y exdirigente popular, Francisco Álvarez-Cascos, quien ha sorprendido con su anuncio de un adelanto electoral por su imposibilidad de aprobar los Presuspuestos autonómicos. “Se ha demostrado que Cascos no tiene entre sus virtudes la capacidad de diálogo”, ha valorado el portavoz del PP, que cree que el exministro “o manda o no sabe dialogar”.

Le tilda de irresponsable
Gonz ha negado cualquier acuerdo PP-PSOE en Asturias y ha criticado que “los españoles y los asturianos tengan que pagar otras elecciones “porque el señor Cascos no sepa dialogar. Los políticos tienen que ser responsables y no provocar gastos supérfluos”, ha añadido.

Siente “tristeza” por Garzón
Sobre los procesos contra el juez Baltasar Garzón, González Pons ha asegurado que le “produce tristeza ver a un hombre que ha luchado tanto contra ETA y por causas justas en estas circunstancias”, pero ha eludido responder si cree que hay una persecusión contra el magistrado.