Según ha adelantado El País, Gallardón será el cuarto en la lista electoral que el Partido Popular presentará en Madrid para las elecciones generales que se celebran el 20 de noviembre. Por delante de él irán Mariano Rajoy, (es habitual que quien aspira a la presidencia sea el número uno en Madrid), Soraya Sáenz de Santamaría y Ana Mato. El quinto puesto será para Miguel Arias Cañete, ex ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación.

La tímida resistencia de Granados
La aspiración de Gallardón no se ha encontrado esta vez en el camino a Esperanza Aguirre, que en las anteriores elecciones le echó un pulso a Rajoy amenazándole con dejar la presidencia de la Comunidad de Madrid si ella no iba en las listas pero el alcalde sí. Esta vez, el único escollo aguirrista lo puso Francisco Granados, secretario general del PP en Madrid y que se encargó de recordar a Gallardón que las listas tenían que pasar por sus manos y "hay muchísimos compañeros" que podrían ir en ellas.

Gallardón ansía la cartera de José Blanco
Hoy mismo, Manuel Cobo, mano derecha de Gallardón, subrayaba que se podía ir en las listas al Congreso de los Diputados y ser alcalde. Sería más o menos discutible si Gallardón es capaz de compaginar la alcaldía de la capital de España con sus labores como diputado, aunque es cierto que no sería ilegal. Sin embargo, lo que no podría ser a la vez es alcalde y miembro de un futuro Gobierno de Rajoy, y ya a nadie se le escapa que Gallardón desea una cartera ministerial. De hecho, tal y como avanzó ELPLURAL.COM, el popular querría ser ministro de Fomento.

Ana Botella, alcaldesa
Semejante situación dejaría libre el puesto de regidor de la Villa y Corte y todas las quinielas apuntan a que, en ese caso, Ana Botella se vería catapultada al ostentoso despacho de Gallardón en Cibeles, convirtiéndose así en la primera alcaldesa de Madrid.