El expresidente del Gobierno español Felipe González ha criticado duramente la decisión del presidente en funciones, Mariano Rajoy, de no presentarse a la sesión de investidura. Lo ha hecho durante una entrevista en Brasil tras recibir la cátedra iberoamericana 'José Bonifacio' de la Universidad de Sao Paulo.

González considera que el líder popular “bloqueó” el proceso constitucional al decir no al Rey. Dice que “no fue un desistimiento de verdad, sino una especie de broma, de pasa tú primero que a mí me da la risa y, cuando tú fracases, yo volveré”.

Gracias a Sánchez

A este respecto, el expresidente socialista también tuvo palabras de agradecimiento a Pedro Sánchez por haber “roto la inmovilidad que se hubiera producido si nadie hubiera querido tomar el riesgo de ir a la investidura”.

Sin preferencias para el acuerdo

Preguntado también por las negociaciones a formar gobierno que se están produciendo, Felipe González ha dicho que no tiene “preferencias” entre el Partido Popular y Podemos para sumarse al acuerdo al que han llegado el PSOE y Ciudadanos. Lo que sí considera es que sería “un fracaso” la convocatoria de una nueva cita electoral.

El expresidente socialista apuesta porque su partido y todos los demás "tienen que seguir intentando" formar Gobierno en España y apuntó que "les queda todavía bastante tiempo para dialogar". "Los ciudadanos se han pronunciado. Sería un fracaso de la representación (...) tener que volver a votar en junio", agregó.

Acuerdo PSOE-Ciudadanos

El expresidente socialista español reconoció que “no sabe” si la hoja de ruta trazada por el PSOE y Ciudadanos da suficiente margen para que se puedan sumar otros partidos.

No obstante, subrayó en referencia a otros partidos, que "el contenido del trabajo no es criticable salvo que uno se siente en una mesa y diga qué mejoraría o qué cambiaría de ese acuerdo con los interlocutores".

El expresidente también criticó a la formación de Pablo Iglesias (Podemos) y elogió a Sánchez "por poner un papel en la mesa sobre el que hablar en lugar de empezar por cómo se reparten los puestos" algo que "me parece poco digno de la representación que tenemos", dijo.