Según González, que ha hecho estas declaraciones en un acto organizado por la Universidad Autónoma de Madrid, la cadena de rescates continuaría con Italia y, también, Francia “por mucho que presuma Sarkozy”. Es más, contestando de alguna forma al continuo uso que de la situación económica española está haciendo el presidente francés en la campaña electoral gala, el expresidente español ha dicho que “Francia necesita un presidente que haga frente a Merkel”, cosa que no hace en su opinión Sarkozy.

Galgo que corre tras una liebre eléctrica
Sobre la situación económica que vive España, González ha sido igual de rotundo. Ha calificado a Rajoy de “galgo que corre detrás de una liebre eléctrica”, en referencia a las exigencias de Bruselas y los mercados. Al tiempo ha pedido que el presidente del Gobierno que realice un esfuerzo por dialogar con las fuerzas políticas, económicas y sindicales, aunque ha mostrado su desencanto porque no ve que eso esté sucediendo: “creo que no vamos por ese camino”, ha dicho antes de ironizar comentando que el abuso de “las mayorías absolutas no son el mejor camino para resolver los problemas”.

Sobre los recortes de 10.000 millones que anunció por sorpresa el pasado lunes el Gobierno tras la presentación de los Presupuestos, Felipe González ha rehusado analizar las consecuencias antes de “ver las tripas” del recorte, aunque sí ha advertido que no es posible dar semejante tajo sin llevar al copago, que ha ironizado “perjudicará más a los que más malitos están”.  Algo que, ha dicho, le parece que pondrá en peligro la cohesión social.

Ni arruinando los servicios públicos
Por último, el expresidente, se ha mostrado absolutamente incrédulo sobre la posibilidad de que España cumpla el objetivo de déficit del 3% del PIB para 2013. Esto “no se conseguiría –ha dicho- ni arruinando los servicios públicos del país y todo el mundo sabe esto, aunque no sea políticamente correcto”.