[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"42104","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-371356","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"645","height":"420","alt":"El presidente de CaixaBank, Isidre Fain\u00e9, durante la rueda de prensa que ha ofrecido esta ma\u00f1ana en la que ha anunciado que CaixaBank ha alcanzado un beneficio de 814 millones de euros en 2015, un 31,4 % m\u00e1s que el a\u00f1o anterior, tras la incorporaci\u00f3n del negocio minorista de Barclays Bank en Espa\u00f1a, la mejora de la actividad bancaria y las menores dotaciones para insolvencias. EFE"}}]] El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé, durante la rueda de prensa que ha ofrecido esta mañana en la que ha anunciado que CaixaBank ha alcanzado un beneficio de 814 millones de euros en 2015, un 31,4 % más que el año anterior, tras la incorporación del negocio minorista de Barclays Bank en España, la mejora de la actividad bancaria y las menores dotaciones para insolvencias. EFE



Isidro Fainé, presidente de CaixaBank, no pudo evitar mostrar cierto disgusto cada vez que los periodistas le preguntaron por posibles fusiones/adquisiciones en el sector, tal y como desea el Banco de España. Se notó que no le disgustaban las preguntas, sino el tema que quiso cortar de raíz con su primera respuesta: "No hay ninguna operación en estudio ni en marcha".

"Tenemos que consolidar todo esto"
Tras desmentir que su entidad tenga a la vista nuevas fusiones o adquisiciones, era necesario preguntar al presidente de CaixaBank si consideraba acertada la decisión del Banco de España de exigir más fusiones o es mejor dejar tiempo a las entidades españolas que terminen de recuperarse y afianzarse en el nuevo escenario. Fainé apuesta claramente por lo segundo: "Ya hemos hecho los deberes. En España ha habido una reducción de 40 bancos en 4 años", y añadió que en ningún otro país se había hecho un proceso semejante.

"Ya somos la primera entidad (española). Tenemos que consolidar todo esto. Esto lleva sudores", fue una de sus afirmaciones que reflejan claramente que no comparte la visión del Banco de España. Y otras pinceladas relevantes, después de recordar que en Alemania hay un centenar de cajas de ahorro, aseguró que las entidades financieras que hay en España tiene cuota de mercado: "Los que estamos, cabemos".

El Banco de España "no ha hecho presión"
Es sabido en los circuitos financieros que el Banco de España quiere menos bancos y más grandes, opinión que no todo el mundo comparte puesto que se considera que España ha hecho un proceso de concentración del sector muy fuerte en muy poco tiempo, que las entidades resultantes son solventes a pesar de que no hay negocio con tipos de interés a cero.

Tras desmentir que CaixaBank esté pensando en absorber Ibercaja, asegurar que "hace cuatro años" que dijo no al presidente del Banco Popular y evitar pronunciar el nombre de Bankia, finalmente subrayó que el Banco de España "no ha hecho presión" sobre su entidad para estudiar más fusiones, aunque conoce y "lee" las noticias que se publican.

Y no quiere polémicas con el BdE
Fainé es el más veterano de los banqueros españoles y es uno de los que mejor maneja la comunicación. No es fácil hacer interesante -y hasta divertida- una rueda de prensa para presentar la cuenta de resultados de un banco. Pero sobre todo es hábil, más por su cara que por sus respuestas se puede deducir que no entiende las prisas que le han entrado, otra vez, al Banco de España para que haya menos bancos y más fuertes.

El presidente de CaixaBank solo nombró el nombre del regulador una vez, "el Banco de España no ha metido presión" (sobre nuevas fusiones). Preguntado por su opinión sobre la nueva regulación supervisora que prepara fue lacónico: "Nada que comentar".

Finalmente, cuando se le pidió su opinión sobre el impulso de fusiones, derivó a Europa para explicar que no es solo el banco central español el que quiere fusiones, sino que "hay una tendencia mundial a fusionarse" porque "con márgenes financieros a cero" es evidente que se reducen costes. Pero acto seguido explicó que "los que estamos cabemos" (en España), recordó que en cuatro años en España se pasó de 55 entidades financieras a 15 y que en Alemania todavía hay un centenar de cajas de ahorro.