Esta mañana se celebraba la sesión de control semanal al Gobierno de la Generalitat. Las preguntas previstas eran económicas. Pero la actualidad que bulle en la prensa y en Las Corts es el caso de corrupciones que se investiga en los juzgados por una presunta trama de desvío de fondos públicos  destinados a proyectos humanitarios.

“Lo nuestro antes que lo de los negratas”
Según las grabaciones que ha realizado la Policía, Rafael Blasco habría hablado, algunos días hasta en media docena de ocasiones, con el principal inculpado del caso, Cesar Augusto Tauroni. Hoy mismo, el diario Levante daba a conocer una supuesta grabación policial en la que se escucharía cómo Tauroni pedía que “prioricemos lo nuestro antes que lo de los negratas”.

Ver a Fabra entrando en complicidad con Blasco, que ya no es Conseller, pero sigue ocupando el puesto de portavoz (sindic) del PP en Les Corts, dio pie a que uno tras otro los portavoces de los demás grupos sacaran el tema de la corrupción. Fuentes políticas valencianas que han hablado con ELPLURAL.COM señalan cómo esa imagen “muestra que Fabra está fuera de la realidad, de lo que desean los valencianos, que están hartos de corruptelas”.

Cese o dimisión
El primero que enfrentó al President fue Antonio Torres, portavoz del PSPV, que pidió a Fabra que procediera a “pedir la dimisión” o a cesar a Blasco. El jefe de filas del Grupo de Compromís preguntó a Fabra si daba “apoyo a la actuación de Blasco como Conseller de Solidaridad y Cooperación y como portavoz del PP”.

Alberto Fabra intentó en un principio ignorar estas preguntas y ceñirse a los asuntos económicos que se suponía debían centrar la sesión de control, pero acabó teniendo que aceptar las críticas. “No respetan la presunción de inocencia ni para la política ni para los políticos –acabó diciendo el presidente del Gobierno valenciano al portavoz de Compromís- y eso se lo tiene que hacer mirar".

Incluso cargos del PP ‘abandonaron’ a Blasco
Otra de las diputadas de este partido, Mireia Mollá, posteriormente le recordó a Fabra que si quería hablar de “presunción de inocencia” para el Conseller preguntara a la que había sido directora General de Cooperación precisamente con Blasco, Pilar Collado –por cierto casada con uno de los diputados ‘populares’ y antiguo secretario general del PP en Valencia, Antonio Clemente-. Hay que recordar que Collado dimitió de su cargo; dimisión que explicó ante la juez que investiga el caso argumentando que se había negado a firmar las ayudas a la Cooperación para determinadas ONG porque consideraba que sus propuestas no eran suficientemente sólidas como para recibir el dinero que solicitaban.