"No somos nosotros los que miramos para otro lado cuando hay problemas", respondió Fabra al líder de los socialistas valencianos que le pidió cuenta en las Corts por la debacle de las citadas entidades y los sueldos millonarios de sus gestores. Sin embargo, el president responsabilizó por entero al Gobierno y al Banco de España que, según alegó, no cumplieron con su labor de vigilancia.

"El Banco de España hijo dejación de sus funciones"
Fabra reprochó al Banco de España que hiciera "dejación de sus funciones", dejando a las entidades valencianas “a los pies de los caballos". El presidente valenciano precisó que la labor de fiscalización, tutela y regulación de las entidades financieras compete al Banco de España, que es quien "tiene que poner en preaviso y decirle a los verdaderos responsables que esta entidad no va por buen camino".

Señala al Ejecutivo de Zapatero
A la réplica del líder socialista, que le señaló “los sueldos millonarios” de los directivos de esas entidades, Fabra respondió: “No hemos sido nosotros los que hemos propiciado dar dinero a los bancos y a los poderosos”, en referencia al Ejecutivo de Zapatero.

16 años haciendo negocios con las cajas
En un comunicado del PSPV-PSOE, hecho público la semana pasada, los socialistas acusaron al PP valenciano de “llevar 16 años haciendo negocio con nuestras cajas y bancos, y no parar hasta que han acabado con ellos" y recordaron que el expresidente de la Generalitat José Luis Olivas "presidió el Banco de Valencia hasta hace semanas y percibió el pasado año 236.000 euros, sólo por presidir esta entidad".

El control político sobre las cajas
ELPLURAL.COM explicó el pasado fin de semana cómo el PP valenciano se agenció el control de las cajas regionales (Bancaja, Caja del Mediterraneo) y del Banco de Valencia, a través de la participación de Bancaja, desde el Gobierno de Eduardo Zaplana, en 1997, cuando cambió la ley de las entidades financieras con el objetivo de elevar hasta el 50% la representación política en la asamblea de las cajas.

Financiación de la Generalitat y de sus macroproyectos
A través del Instituto Valenciano de Finanzas, los Gobiernos sucesivos del PP en la Comunidad han usado a las cajas valencianas para financiar macroproyectos como con el parque temático de Benidorm Terra Mítica, la Ciudad de las Artes y las Ciencias en Valencia, la Ciudad de la Luz en Alicante, o la sociedad que explota el circuito de Fórmula 1; así como la propia deuda de la Generalitat.