La 'lideresa' que anunció que dejaba la política pero nunca se fue, Esperanza Aguirre, ha comenzado el año aguijoneando al Presidente del Gobierno y de su partido, Mariano Rajoy. Primero lamentando que el PP dejara marchar a Ortega Lara para crear un nuevo partido (VOX), luego acudiendo a un homenaje de las víctimas del terrorismo en el que se zurró de lo lindo al PP vasco y por extensión al nacional, hace unos días criticando que el Gobierno no publicara las balanzas fiscales y ahora entrando a saco en el lío interno que tiene el PP en Andalucía, incapaz de consensuar un nuevo líder. Y además lo ha dicho en la emisora de Federico Jiménez Losantos, otro periodista de la extrema derecha que hizo grandes servicios a Rajoy cuando gobernaba Zapatero pero que ahora no es nada querido en La Moncloa.

No permitir "que te toque el dedo divino"
La presidenta del PP madrileño, preguntada por la situación de su partido en Andalucía, sugirió que lo que se debe hacer  es lo mismo que en Galicia o Baleares, "permitiendo que se presenten aquellos que aspiren a líderes ante los militantes", es decir primarias cerradas y solo para militantes, y "no permitiendo que te toque el dedo divino", aunque acto seguido matizó -como suele hacer- porque "eso no ha querido hacerlo el presidente de mi partido". Concretamente Aguirre aseguró: "lo que tiene que suceder en Andalucía es que opinen los militantes. ¿A una militancia tan baqueteada no le vamos a dar derecho a votar el líder que prefieran?. Ya está bien del dedo divino, hay que ir a ese congreso como Feijóo y Bauzá, no hay que tener miedo a la democracia en los partidos".

Aguirre envió un 'recadito' al número tres del PP, Javier Arenas, porque a su juicio el problema es "el recuerdo que tiene Arenas de los congresos de UCD". Y para rematar insistió en que hay que "dejar opinar a la militancia porque son los que mejor saben quién puede conseguir más votos, ya está bien de mangonear".

Elogios a Susana Díaz
Esperanza Aguirre utilizó la fuerza de la Presidenta andaluza, Susana Díaz, para apuntalar sus argumentos en contra del "dedo divino". Aseguró que "Susana Díaz tiene unos magníficos asesores que todos los días le preparan mensajes en clave andaluza y otros en clave nacional" y que "la están preparando admirablemente bien" y ante eso "ya es hora de que en el PP andaluz podamos tomarnos en serio a nosotros mismos y elegir, no designar".

Sigue en el PP aunque no le gusta Montoro
Esperanza Aguirre aceptó someterse a preguntas de los oyentes y se le preguntó por qué seguía en el PP si era tan crítica con su partido, a lo que respondió que "estamos en el PP lo que compartimos los principios del PP", y esos principios son "la defensa y la libertad de España". Recordó que ella entró en el PP procedente del Partido Liberal, que a ella no le gusta la subida de impuestos y que lo puso de manifiesto en la convención de Valladolid, por lo tanto defendió que su postura es "coherente". En su opinión es ella la que sigue fiel a los principios del PP y no otros: "Que hay algunos que hacen lo contrario de lo que dice nuestro proyecto?, yo confío y aspiro y creo que (Montoro) va a bajar los impuestos en cuanto pueda".

Mano tendida a Vox
Preguntada por la marcha de Ortega Lara al nuevo partido de derechas, Vox, declaró que le parece "muy importante que en el PP tengamos la mano tendida a todos los que comparten nuestros principios y valores". Pero en este punto también tiró del argumentario oficial del PP en la convención de Valladolid: "la fortaleza del PP consistió en su momento en haber sido capaz de aunar a todo lo que estaba a la derecha de la izquierda".