En los estertores de la pasada semana, Rodrigo Rato nos sorprendió (por detrás y por delante) con las imágenes de su chapuzón en aguas mallorquinas. Y esta semana la ha abierto un Mariano Rajoy en remojo en el río Umia, durante la visita que este fin de semana ha hecho a Galicia. El presidente del Gobierno pilló por sorpresa a los bañistas de esta recóndita playa fluvial, a donde acudió con su hijo y con el marido de la ministra Ana Pastor, también presidente de la Autoridad Portuaria de Marín.

Rajoy no dudó en dejarse fotografiar por y con los bañistas y realizó un par de comentarios para justificar que estuviera fuera de Moncloa: "Vengo por aquí siempre que puedo, o sea, nunca". Y explicó que allí también trabaja, y mucho: "Hago más aquí en una hora que 24 en Madrid". Lo cierto es que el pasado fin de semana, Rajoy también se escapó y estuvo almorzando por la zona de Armenteira y volverá por aquí a principios de agosto, cuando ya sí esté de vacaciones, al menos de manera oficial.

Quien no ha faltado a la cita es el humor de internet, que en forma de memes ha retratado el baño de Rajoy como ya hicieron los tuiteros con Rodrigo Rato.