El próximo lunes 10 de marzo será el último día de la pista pública de baloncesto en el distrito madrileño de Chamberí, que dejará paso a una nueva pista de pádel, pero privada. Los vecinos, agrupados en iniciativas como plataforma ‘Salvemos Canal’ o ‘Chamberí se mueve’, denuncian que el proyecto se enmarca en el contexto de privatizaciones que se está llevando a cabo en el barrio.

Los vecinos convocan a una protesta el próximo domingo
Los vecinos llevan tiempo oponiéndose a estos planes de privatización, que han incluido la construcción del campo de golf en lugar de un parque público y la privatización del polideportivo municipal Vallehermoso.

Las plataformas 'Salvemos Canal' y 'Chamberí se mueve' llevan varios días distribuyendo panfletos en los que se anuncia una convocatoria para el próximo domingo a las 17 horas en la pista de baloncesto.

En declaraciones al digital Diagonal, el directivo del Club de Baloncesto de Chamberí, Malela Idjabe, ha explicado que el domingo se organizarán juegos para los niños y se presentará el Plan General Urbanístico Alternativo, llamado Corazón Verde, así como una charla sobre la situación del deporte en el barrio.

El Gobierno madrileño ocultó a los vecinos sus planes
Idjabe ha criticado el trato que les han dado las instituciones madrileñas, que les ha ocultado a los vecinos sus planes. “El 3 de febrero nos reunimos con el Gobierno del PP de la Junta de Distrito y nos dijeron que no había ningún problema, que eran todo imaginaciones nuestras y propaganda, que no se iba a tirar la cancha de baloncesto, por lo tanto nuestra sorpresa fue mayúscula cuando el 7 de febrero el Instituto Madrileño del Deporte, el Esparcimiento y la Recreación (IMDER) nos comunicó que las obras de demolición de la pista empezarían el 10 de marzo”, ha explicado.

La plataforma ‘Chamberí se mueve’ preguntó a la Comunidad de Madrid qué empresa es la adjudicataria de la gestión de la nueva pista de pádel, pero no ha recibido respuesta por parte del Gobierno de Ignacio González.