El juzgado de Instrucción número 1 de Paterna ha ordenado el desalojo de los trabajadores de Radio Televisión Valenciana, tras recibir el informe favorable de la Fiscalía a las medidas cautelares solicitadas por la comisión liquidadora nombrada por la Generalitat. Según la instrucción, "si el desalojo de RTVV no se produce de forma inmediata y voluntaria, se producirá al desalojo del edificio por la fuerza policia".

La denuncia de los liquidadores
El citado juzgado que se encontraba de guardia esta pasada madrugada, abrió diligencias tras la denuncia presentada por la comisión liquidadora de RTVV nombrada por la Generalitat. La denuncia, que no se dirige contra personas concretas, pide el desalojo de las instalaciones como medida cautelar. Los liquidadores alegan que se ha producido un supuesto delito de usurpación de instalaciones y coacciones y denunciaron que se les impide realizar las funciones que le fueron encomendadas.

Fabra advierte a los trabajadores que se exponen a ir a la cárcel
El Gobierno de Fabra, que ha trasladado su reunión semanal a la localidad de Ibi, en Alicante, con el fin de evitar las protestas por el cierre de Radio Televisión Valenciana (RTVV), ha advertido, según informa El País, de que los trabajadores que se nieguen a abandonar el edificio de la televisión vulnerarán el artículo 203 del Código Penal que castiga con penas de prisión de un año y multa de seis a diez meses "al que entrare contra la voluntad de su titular en el domicilio de una persona jurídica pública o privada", y con penas de prisión de seis meses a tres años "el que con violencia o intimidación entrare o se mantuviere contra la voluntad de su titular en el domicilio de una persona jurídica pública".