Carlos Cuesta en una imagen de archivo. Foto: 13TV Carlos Cuesta en una imagen de archivo. Foto: 13TV



El 'caso Fonsi', el simpatizante de Podemos que fue utilizado por medios como el canal episcopal 13TV para intentar desacreditar a la formación, ha demostrado un flanco vulnerable en la en las filas de Pablo Iglesias: la posibilidad de que personas en la órbita del partido aparezcan sin el control del aparato. Este fuego concretó se apagó con el comunicado del círculo Podemos Deporte negando que Fonsi fuera su portavoz, pero se han activado las alarmas.

Alerta en los foros de Podemos
En el foro Plaza Podemos, la web que articula en las redes debates entre las bases del partido, se ha lanzado la alerta de que 13 TV está ahora preparando un reportaje crítico que emitiría este domingo en el programa La Marimorena que presenta Carlos Cuesta. Así lo recoge elconfidencialditital, que explica que el mensaje de advertencia es que la cadena busca disidentes del partido que "hablen mal del funcionamiento de los círculos" y por ello hacen un llamamiento para no caer "en las redes" e informarse bien de los medios en los que se participa.

13TV rebusca por todos lados
Pero la encerrona a Fonsi no ha sido la primera jugada de este corte practicada en el canal de los obispos ni el 'especial' de La Marimorena será su secuela. De hecho si Carlos Cuesta ahora busca a críticos internos de la formación en su día envió a sus reporteros a la Universidad Complutense de Madrid para que alumnos criticaran las clases de Iglesias o Monedero. También llevaron al 'estrellato' al camarero Alberto Casilla para que relacionara a Iglesias con Venezuela, aunque también parecen haber olvidado al camarero convirtiéndolo en el enésimo juguete roto de los medios conservadores.