La sede de Ciudadanos en Barcelona ha amanecido este lunes con pintura amarilla que han tirado en la puerta y en una foto con la cara del candidato del partido naranja a las elecciones generales, Albert Rivera.

En declaraciones a los medios antes de acudir a un partido de fútbol femenino en el estadio del RCD Espanyol, la número cinco de Ciudadanos por Barcelona a las generales, Carina Mejías, ha acusado a los "totalitarios" de haber atacado la sede de su formación y de querer reprimir la libertad de expresión y la pluralidad política.

"A esos que quieren hacernos callar queremos enviarles un mensaje muy claro: por mucho que nos ataquen, por mucho que nos coaccionen, por mucho que nos intimiden, que sepan que no les tenemos miedo. No nos van a callar y no vamos a renunciar a ir a ningún rincón de Catalunya", ha reivindicado.