La presidenta de la Junta de Andalucía, la socialista Susana Díaz, ha dicho hoy que estará "al lado del Gobierno en la defensa de los intereses de España" y que el referéndum que pretende convocar la Generalitat catalana es "ilegal".  "Los andaluces, como siempre, ayudaremos y colaboremos a ese espacio común que se llama España, donde todos nos sentimos cómodos y que tiene futuro", ha subrayado Díaz.

Es un "ejemplo de baja política"
En declaraciones a los periodistas en Sevilla, Díaz ha indicado que lo sucedido ayer en Cataluña, con el anuncio de la fecha y la pregunta del referéndum, es "un ejemplo de baja política". Díaz  ha expresado su rechazo al "referéndum ilegal de autodeterminación" anunciada por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y ha apostado por "desenmascar" a lo que deberían renunciar los catalanes en caso de prosperar.

Que Rajoy lidere la situación
También ha pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que "se ponga al frente, tienda la mano y abra un diálogo que tenga como respuesta un proyecto y un marco común en el que todos nos sintamos cómodos, sin privilegios ni agravios".

Políticos de altura
"Lo que se produjo ayer fue un ejemplo de política de baja altura. La pretensión que tenía Mas era sacar adelante el presupuesto, que el año pasado no pudo, la de ERC sacar un puñado de votos y la posición del PP y de la derecha intentar con una sensación de fortaleza para querer decir que está defendiendo los intereses de España", ha asegurado la jefa del Ejecutivo andaluz, que ha indicado "ni una posición ni la otra es buena para España ni para Cataluña".

Consecuencias negativas de la independencia
ha criticado que los promotores de la consulta no trasladan "lo que supone para Cataluña" como que "van a tener que renunciar a determinados elementos de los que ahora se benefician gracias a formar parte del proyecto de España", entre los que ha citado "la moneda única, la libre circulación en Europa, la pertenencia a Europa o la solidaridad personal con el sistema de Seguridad Social".