Soraya Sáenz de Santamaría ha aprovechado la Sesión de Control al Gobierno para enarbolar los logros de la gestión de Rajoy en contra de los insistentes ataques del resto de grupos parlamentarios. Los más insistentes este miercoles han sido el portavoz de ICV, Joan Coscubiela, y el portavoz socialista, Antonio Hernando.

Muchos eufemismo e intoxicación mediática
Coscubiela, se ha dirigido directamente a la vicepresidenta del Gobierno para atacar las políticas económicas antisociales que ha llevado a cabo el Partido Popular durante toda la legislatura. Además, Coscubiela ha acusado al Gobierno de intentar “vestir de seda” estas medidas antisociales pero que “ni con todas las armas de intoxicación mediática a su servicio podrán ocultar el carácter antisocial, autoritario y centralista de sus políticas”.

El diputado ha recordado los numerosos eufemismos que se han utilizado durante esta legislatura para mostrar esta ocultación de las verdaderas políticas del Gobierno. Términos como la “movilidad exterior”, la “ley de segunda oportunidad” que solo ha “abandonado a las familias desahuciadas para proteger al mercado hipotecario”, una “regularización” para camuflar una “amnistía fiscal” o abanderando la “transparencia” para en realidad “proteger a la corrupción y a sus corruptos”.

Soraya al argumentario tipo
Sáez de Santamaría no ha dejado pasar la oportunidad para insistir que, aunque Coscubiela lo repita “en todas las sesiones de control”, España está ahora “mucho mejor”. También la vicepresidenta ha tirado del argumentario que lleva utilizando el Partido Popular durante toda la legislatura para acusar a Coscubiela y su partido de decir “una cosa y la contraria” con respecto a su apoyo al Gobierno socialista de Zapatero. “No se les oían tantas reiteraciones cuando en este país se congelaban las pensiones y ahora se pagan y actualizan”.

Turno de Hernando
Tampoco podía faltar en una Sesión de Control al Gobierno que se precie el ya tradicional duelo entre el portavoz socialista y la vicepresidenta. Antonio Hernando ha sumado más acusaciones al Gobierno al considerar que ha “pisoteado” los procedimientos legislativos y “despreciado” la labor del Congreso imponiendo reiteradamente el rodillo de su mayoría absoluta.
Sobre este asunto, Hernando también ha recriminado a Sáenz de Santamaría y a su Gobierno que “ahora quieren aprobar 40 leyes en dos meses, en lo que se llama el arreón del vago”, una de ellas los Presupuestos Generales para utilizarlos como arma electoral.

La herencia recibida
La vicepresidenta ha defendido la decisión de adelantar la elaboración presupuestaria y ha vuelto a tirar de herencia recibida. “Qué cuajo, señor Hernando, hablar de Presupuestos Generales del Estado, echándoselo en cara a este Gobierno, cuando en el año 2011 adelantaron elecciones, al borde de un rescate, para no presentar los presupuestos”, “lo que le duele es que la responsabilidad de este Gobierno pone de manifiesto la irresponsabilidad del Gobierno de Zapatero”.

La vicepresidenta también ha aprovechado su réplica a Hernando para elevar los ‘logros’ del gobierno del PP que ha llevado a España “al crecimiento económico y a la creación de empleo, sacando de paro”. “Nosotros no dejamos un país al borde del rescate, recogimos los bártulos y nos fuimos a la oposición, los sacamos de él y hoy España está como está”.