El encuentro qel próximo sábado disputarán en Malabo las selecciones de fútbol de España y Guinea Ecuatorial está levantando ampollas en ambos países. El régimen de Obiang ha aprovechado para presumir de que la selección jugará allí gratis -solo cobrará los derechos televisivos cuando pide unos tres millones de euros por jugar en otros países- gracias a "las excelentes relaciones culturales y de amistad" entre España y Guinea Ecuatorial, mientras que la oposición ecuatoguineana ha denunciado que la selección española se ha prestado al "sucio juego propagandístico" del Gobierno.

El tránsfuga que ahora maneja su dinero en Guinea
Pero a pesar del ambiente caldeado y las críticas puede que haya alquien contento con la llegada de la selección a Guinea Ecuatorial: el famoso tránsfuga Eduardo Tamayo que permitió gobernar a Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid acabó eligiendo aquel país para su exilio voluntario y hacer negocios. El socialista Rafael Simancas ha alertado en un tuit que Tamayo podría poner la estrambótica guinda al estrafalario partido: "Tamayo acudirá a ese partido infame en Guinea con el dinero obtenido de su felonía y que maneja por allí de la mano del dictador".

tuitsimancas

Desde el Congreso piden boicot institucional al partido
Más allá de la advertencia de Simancas, en el Congreso ya se produjo el martes un movimiento de denuncia por lo que el partido supone de aval a Obiang. Izquierda Plural, UPyD y PNV y ERC pidieron que el Gobierno de Mariano Rajoy biocoteara institucionalmente el partido amistoso para no avalar así la dictadura de Obiang. Gaspar Llamazares (IU) lamentó la "falta de sensibilidad" de la Federación Española de Fútbol al organizar ese enfrentamiento, que es "de carácter deportivo, sino claramente político" y ha puesto "en un compromiso" a la Selección Española. "No deja de ser polémico que en estos momentos una dictadura como la ecuatoguineana se vea avalada, aunque sólo sea desde el punto de vista deportivo, por una selección que es la campeona del mundo", apuntó el diputado en declaraciones a Europa Press.

Denuncia de Amnistía Internacional
Por su parte, Amnistía Internacional (AI) lamentó este miércoles en un comunicado que España vaya a jugar en un país que cuenta con un "oscuro historial" en materia de derechos humanos. Amnistía denuncia que Guinea Ecuatorial no ha mejorado su situación en materia de derechos humanos, pese a las promesas realizadas por el Gobierno de Obiang, en poder desde que encabezó un golpe de estado en 1979

Gestos del Gobierno de Rajoy
Además esta semana y según ha publicado El País, el secretario de Estado de Cooperación y para Iberoamérica, Jesús Gracia, se ha convertido en el primer alto cargo de Rajoy que visita Malabo. El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ya mantuvo un breve encuentro con Obiang a finales de septiembre en Nueva York con motivo de la asistencia de ambos a la Asamblea General de la ONU.