[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"23742","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-337004","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"645","height":"320","alt":"El secretario general del PSOE, Pedro S\u00e1nchez, durante su intervenci\u00f3n sobre los Presupuestos Generales 2016 \/ EFE"}}]] El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante su intervención sobre los Presupuestos Generales 2016 / EFE



El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha reprochado a Mariano Rajoy su falta de "gallardía" para subir a la tribuna del Congreso y defender los Presupuestos Generales del Estado (PGE) "en primera persona" y ha añadido que el Gobierno no ha traído las cuentas para 2016, sino "un programa electoral". En el debate de totalidad de los Presupuestos en el Congreso, Sánchez ha acusado al Ejecutivo de cometer una "desfachatez" y "un atropello democrático" por aprobar las cuentas para el próximo año antes de escuchar a los españoles en las elecciones.

Un lastre para el futuro Gobierno
El socialista se ha preguntado cuál es la "emergencia nacional" que ha llevado a tramitar los Presupuestos en agosto y, entre otros temas, ha ironizado sobre si se debía a que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, había dimitido por su reunión con el exvicepresidente Rodrigo Rato, o si el PP iba a explicar la trama de corrupción que le afecta. Ha alertado de que Rajoy trata de "aferrarse hasta el último minuto al poder" y antepone sus intereses a los de la ciudadanía. Sánchez ha afirmado que lo "decente", lo "coherente" y lo "democrático" era adelantar las elecciones para que el próximo Gobierno elaborara libremente sus presupuestos.

El líder del PSOE ha dicho que la política de Rajoy "ha roto España", porque "nunca como hoy" ha habido mayor distancia entre pobres y ricos, por lo que ha ofrecido siete ejes de renovación para el país que contribuyan a mejorar la productividad. Entre ellos ha mencionado renovar la educación, comprometiendo una inversión en dos legislaturas que llegue al 7 % del PIB, prohibir las amnistías fiscales, recuperar la universalidad de la sanidad pública y crear un Ingreso Mínimo Vital que asegure una prestación a los 740.000 hogares sin ingresos.

Precariedad en los números de la Seguridad Social
Sánchez ha defendido que España merece "un Gobierno que gobierne para todos y no para el 10 % de la población más pudiente", que es según el líder socialista a la que el PP dirige "todos sus regalos y políticas", y ha indicado que si llega a La Moncloa cambiará los presupuestos. Sánchez ha cargado contra Rajoy por ser "un peligro" para la economía y ha advertido de que el "edificio de nuestras pensiones" empieza a agrietarse y "amenaza ruina". En este sentido, ha explicado que, según la Encuesta de Población Activa y eliminando el efecto estacional, hay 287.000 españoles que han perdido su empleo desde 2011 y los que han encontrado trabajo lo han hecho con salarios "mucho más bajos". El socialista ha criticado que Rajoy haya atacado al Estado de Bienestar a través de subidas de impuestos a los trabajadores y de la reforma laboral, por lo que ha afirmado que "ha sido el hombre de la Troika" y que "una vez cumplido su mandato", ya no sabe qué hacer.

Además, Sánchez ha calificado de "precaria" la situación de la Seguridad Social y ha añadido que las reformas del PP "sólo crean trabajadores pobres hoy y pensionistas pobres mañana". En este sentido, ha dicho que España necesita renovar el pacto entre generaciones recuperando el Pacto de Toledo. El líder socialista le ha dicho a Rajoy que los Presupuestos son "la mejor prueba de su agotamiento como gobernante", ya que no convocan a la modernización de España, ni a un cambio de modelo productivo, ni a la recuperación de la cohesión social perdida. Sánchez ha asegurado que el modelo de crecimiento del PP para España es "más propio de un país emergente" que de la cuarta economía de Europa y ha acusado al Gobierno de "irresponsabilidad" por proyectar un incremento "imposible" de los ingresos de la Seguridad Social. "Si usted está tranquilo con los datos de la Seguridad Social es un irresponsable", ha reprochado al presidente.

Montoro entra en las descalificaciones personales
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha dado la réplica al líder socialista descalificándole en el terreno personal y asegurando que no sería ni presidente ni el referente de la oposición el año próximo, insistiendo en que no daba la talla y que iba allí a hablar de "mandangas". A pesar del tono despreciativo a la hora de entrar en detalles sobre las alertas de Sánchez el ministro se ha limitado a decir que los pensionistas "pueden estar tranquilos" porque la garantía de sus pensiones es "el Estado" y éste suple los ingresos que se pierden.