El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha considerado este sábado que la presidenta de Castilla La Mancha y número dos del PP, María Dolores de Cospedal, debería aprovechar la estancia en Toledo de Mariano Rajoy para pedirle que retire el copago hospitalario que, finalmente, no va a aplicar en la comunidad autónoma en la que ella gobierna.

Si Cospedal fuera coherente...
“Si De Cospedal tuviera un mínimo de coherencia, debería decirle a Rajoy, a su huésped en Toledo, lo mismo que los socialistas le hemos dicho decenas de veces, y vamos a seguir diciéndole, que retire una medida torpe, injusta y cruel”, ha escrito Rubalcaba en su muro de Facebook.

¿Malo en Castilla-La Mancha y bueno en el resto de España?
"Hoy Mariano Rajoy está en Toledo, en compañía de María Dolores de Cospedal. La misma que, en su condición de presidenta de la Junta de Castilla la Mancha ayer declaró que no iba a aplicar el copago hospitalario. Ayer, la Señora de Cospedal pareció entender que cobrar a los enfermos graves de Castilla la Mancha por las medicinas que reciben en los hospitales es inhumano. Sucede que la Sra. De Cospedal es también Secretaria General del PP, el partido en el gobierno, el que quiere implantar el copago", ha afirmado el líder de los socialistas.

Según Rubalcaba,  Cospedal "tiene una magnífica ocasión para explicarle a Rajoy por qué cree que los enfermos no deben pagar por medicinas que necesitan para vivir. Es una oportunidad excelente para decirle a su jefe si piensa que lo que es malo en Castilla la Mancha es bueno en otros lugares de España".