Protesta de trabajadores de Telemadrid frente al Senado. EFE/Archivo



La presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, planea convertir Telemadrid en una sociedad anónima, lo que significaría disolver las sociedades Telemadrid y Onda Madrid, con el argumento de que no quiere una tele pública "deficitaria". Para los sindicatos, “lo único deficitario” ha sido la gestión del PP durante más de una década.

Cifuentes se envuelve en la bandera de la despolitización
Miembros del Comité de Empresa admiten su "desconfianza" y su malestar porque Cifuentes “se envuelve en una bandera de despolitización”, pero “no aclara qué modelo de televisión pública tendremos”.

Luis Lombardo, miembro del Comité de Empresa por Comisiones Obreras, en declaraciones a ELPLURAL.COM para valorar el proyecto presentado por Cifuentes, asegura no entender “la necesidad de disolver las sociedades existentes”, y muestra sus reticencias porque “no sabemos qué razones esconde el Gobierno madrileño”.

Lo deficiente
“Sobre el planteamiento de Cifuentes de que busca que Telemadrid no sea deficitaria, Lombardo señala que “una televisión pública no puede verse sobre todo en términos económicos, porque cumple un servicio social”. Además, añade el dirigente sindical, lo que “sí ha sido deficitario es la gestión de la cadena por el Partido Popular en los últimos 12 años, algo que han denunciado durante mucho tiempo los trabajadores de Telemadrid y muchos de ellos fueron despedidos”.

“Los ciudadanos tienen que saber que ha sido la gestión del PP lo que ha llevado a Telemadrid en la situación en la que se ha encontrado”, insiste Lombardo, que recuerda que con Esperanza Aguirre al frente de la Comunidad de Madrid la plantilla creció considerablemente, además del descrédito de la cadena por la manipulación informativa.

Sobre el proyecto de Cifuentes, Lombardo ha expresado su "preocupación" ante la propuesta de que "las decisiones políticas" de la nueva sociedad sean tomadas por el consejo de Gobierno y no por la Asamblea madrileña, "decisiones sobre el posible cierre o privatización". Según adelanta el representante del Comité de Empresa, tampoco se habla de "lo que ocurrirá con la plantilla y su convenio colectivo. Se dice que las condiciones laborales estarán regidas por un convenio abstracto".

"Tampoco se habla del consejo asesor, del consejo profesional, de una cuota de producción interna o de un plan de financiación que haga duradera la cadena pública", añade Lombardo.

Cifuentes no aclara cuál será el modelo Telemadrid
El Comité de Empresa, añade Lombardo, quiere saber cosas concretas de las que Cifuentes no habla, porque “los titulares en los que se promete la despolitización de la cadena pública” quedan muy bien, pero no garantiza cuál será el funcionamiento y la voluntad de los diferentes partidos sobre una televisión plural y bien gestionada.

Lo que propone Cifuentes
Según el proyecto de Cifuentes, que adelantó este jueves El País, Telemadrid se convertirá en una sociedad anónima, lo que obligaría a convocar una comisión de servicio en caso de que un trabajador de la radio quiera pasar a la televisión. Además, plantea que el director general pueda ser cesado, en caso de pérdidas, y tendrá que justificar cada trimestre la ejecución del presupuesto. La hipotética sociedad anónima seguirá estando participada al 100% por la Comunidad de Madrid, aunque tendrá un patrimonio propio, “distinto del de la Comunidad”.

A pesar de su proyecto, Cifuentes no ha aparcado del todo la idea del cierre de Telemadrid, que pretendió en su momento su predecesor en el cargo, Ignacio González. La presidenta madrileña ha advertido de que si tras su renovación resulta “deficitaria” y “cuesta mucho a los madrileños”, la cerrará.