“Ante el atropello del Gobierno de Copedal, rebélate: ¡Juntos podemos!” Este es el grito de guerra de siete de los 156 conductores que tiene en plantilla la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y que desde el pasado viernes permanencen encerrados en la Consejería de Administraciones Públicas para impedir un nuevo atropello del Ejecutivo que preside la también secretaria general de la derecha española, María Dolores Cospedal, que en una nueva vuelta de tuerca pretende ahora “deshacerse” del 50 por ciento de la plantilla de estos profesionales, “que accedimos a nuestras plazas a través de los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad”, reconoce a ELPLURAL.COM el portavoz de los encerrados, que han grabado un video (pinchar aquí) para denunciar su situación.

Descarado enchufismo
Cospedal no solo suprime la mitad de la plantilla, “privatizando los servicios sin justificar ningún ahorro”, dicen los encerrados, sino que, además, se permite el lujo de enchufar y contratar a conductores “amigos” para realizar trabajos que podían llevar a cabo los componentes de la plantilla oficial, como en su día publicó en exclusiva ELPLURAL.COM. “Es una doble paradoja inexplicable, que mientras nos dicen que sobramos conductores públicos, ellos mantienen e incluso incrementan su particular plantilla de conductores metidos a dedo, cobrando el doble que nosotros”, recogen en su video denuncia, donde también señalan la incompetencia del secretario general de la Consejería, Eliseo Gómez Velasco, que tuvo que ser conducido por la policía e introducido en un furgón ante el cabrero de un grupo de funcionarios afectados (ver video), que concentrados en las inmediaciones de la Consejería le reprochaban su intransigencia, máxime después de que el director general de Función Pública, Juan Manuel de la Fuente, estuviera “a punto de atropellar a una persona al acelerar para entrar en el parquin de la consejería”, denuncian desde CC OO.

Un plan sin ton ni son
Y es que los funcionarios de Castilla-La Mancha ya no pueden más. Están hartos de tanta arbitrariedad, que luego es enmendada por los tribunales, pero cuando ya han sido despedidos, como el caso de los 500 interinos que el Gobierno de Cospedal tiene que readmitir e indemnizar. Sea como sea, los planes de “reorganización” de los recursos humanos presentados por la presidenta de Castilla-La Mancha son un cúmulo de despropósitos, como el entregado a los conductores, y al que ha tenido acceso ELPLURAL.COM (ver documento), donde queda clara la limpieza de la plantilla y la decisión de “mover” a 76 de los 156 conductores que integran en la atualidad la misma.

Cuando el PP prometía lo contrario
Nada que ver con la política sobre empleo público que llevaba a cabo María Dolores Cospedal cuando estaba en la oposición y a las puertas de las elecciones autonómicas de 2011, que al final acabó ganando con el ya conocido esperpéntico y fallido slogan, y nunca mejor dicho: “Si buscas trabajo, vota PP”. Pero los conservadores castellano-manchegos no se conformaron que certificar su promesa en carteles electorales, también enviaron cartas a sindicatos y destacados miembros de la comunidad socio-laboral castellano-manchega garantizando los puestos de trabajo de la Función Pública. Así lo hizo el secretario general del PP de Castilla-La Mancha, Vicente Tirado, mano derecha de Cospedal y actual presidente de las Cortes manchegas, quien se comprometía ante el presidente regional del CSI-F, Juan Pinilla, al mantenimiento de todos los puestos de trabajo de “funcionarios o laborales”, como así reza en la correspondencia que mantuvieron ambos y que obra en poder de este periódico (ver carta del 6-04-11).