El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha ratificado este miércoles su decisión de explorar un acuerdo con el PSOE y Ciudadanos para formar un Ejecutivo con un amplio apoyo parlamentario en una legislatura que ha defendido que dure cuatro años, frente a los que piden una legislatura "provisional".

Rajoy ha hecho estas consideraciones en una comparecencia ante los periodistas tras reunirse con los diputados del PP poco antes del inicio de la sesión de constitución del Congreso de la XI legislatura.

Las alternativas de Sánchez
Una reunión en la que ha reiterado la posición de su partido ante el nuevo panorama político y en el que cree que es esencial el entendimiento para afrontar los grandes retos de España. El presidente en funciones ha defendido que el mejor acuerdo sería al que deberían llegar el PP, el PSOE y Ciudadanos, y que ha recalcado que tendría que ser para cuatro años y no para una "legislatura provisional" como cree que "ya plantean algunos".

Rajoy ha dicho que las alternativas que pretende el líder del PSOE, Pedro Sánchez, "son numéricamente posibles" pero no las permite, en su opinión, "ni el respeto a la voluntad popular, ni la coherencia que deben tener las diversas fuerzas políticas, ni los intereses generales de España".
Por ello, cree que un acuerdo entre PSOE, Ciudadanos y Podemos sería entre partidos con planteamientos muy diferentes entre sí, mientras que un pacto PSOE-Ciudadanos-IU-ERC con la abstención de otros partidos "involucrados en aventuras independentistas" sólo generaría inseguridad e incertidumbre y abocaría a una legislatura corta.

Cataluña
Respecto a la forma en que intentará cerrar el acuerdo con otros partidos, ha señalado que eso es una cuestión "procedimental" y que, de momento, hay que esperar a las reuniones de los diversos representantes de los partidos con el Rey. Al plantearle si se incluiría en las conversaciones una reforma de la Constitución, ha señalado que "eso habría que hablarlo".

"Pero lo que no se puede decir es que se va a arreglar un problema como el de Cataluña con una reforma federal sin decir lo que es y, además, sin tener los votos suficientes para hacerla", ha añadido antes de invitar a tomarse las cosas en serio y dejarse "de hacer titulares", ha dicho Rajoy al respecto.