El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, (i) conversan en sus escaños antes del inicio de la sesión de control al Gobierno en el pleno de la Camara Baja que se celebra hoy. EFE



El presidente del Gobierno sigue fiel a la hoja de ruta que inició nada más llegar a La Moncloa: mentir, mentir y volver a mentir. Mariano Rajoy está imparable y en el Congreso de los Diputados ha tapado con más mentiras las falsedades que pronunció en el Senado. Ante las acusaciones de Alfredo Pérez Rubalcaba sobre la reunión con Luis Bárcenas y Javier Arenas, que María Dolores de Cospedal desveló ante el juez, Rajoy ha asegurado que eso "no aparece" en la transcripción. Pues bien, la existencia de la reunión, así como las condiciones pactadas, fueron explicadas por Cospedal tanto al magistrado Pablo Ruz como a todos los abogados que quisieron preguntar por ello. Y siempre señala a Rajoy como la persona que le informó de ello.

Hoy Rubalcaba ha estrenado el curso político recordando a Rajoy las mentiras que pronunció en el Senado antes de irse de vacaciones. Tanto en lo que se refiere a la permanencia de Bárcenas en el PP cuando él ya era presidente, como a la relación con el extesorero -"era su amigo y protegido"- que se deduce de la explicación dada por Cospedal sobre la reunión en la que "pactó" con Bárcenas un "acuerdo de protección, de ayuda y de silencio" con "coches, secretaria, sueldos y abogados"

"Quien miente es usted"
Pero Rajoy, ni corto ni perezoso que mantiene "en su totalidad" lo que dijo el 1 de agosto en relación con la salida del extesorero. Incluso, ha recalcado que en la declaración de Cospedal en la Audiencia Nacional "no aparece" lo que ha insinuado Rubalcaba. "Le ruego que la lea y no falte a la verdad porque aquí quien miente es usted", ha enfatizado.

"El presidente"
En ELPLURAL.COM nos hemos vuelto a leer, como pedía Rajoy, la transcripción de Cospedal, y una vez más quien miente es Rajoy. Cospedal confirmó ante el juez que la reunión con Bárcenas existió: "Yo tuve conocimiento después". Cuando le preguntan quién le informó de la cita, la secretaria general no duda ni un instante: "El presidente". Ruz le pregunta por el "objetivo" de la reunión y ella afirma: "Las condiciones de salida y de dejar su puesto de tesorero".

Privilegios pactados
Llega el turno de un abogada, que en la transcripción aparece como "letrada 1", que le pregunta por las condiciones pactadas. Y Cospedal entra en detalles: "Bueno, que puntualmente, creo que era así, se le dejaba utilizar un vehículo cuando puntualmente lo pudiera necesitar por razones extraordinarias, que podía disponer de una sala para dejar sus cajas y sus archivos y sus documentos hasta que se los pudiera llevar a algún sitio, que se le iba a pagar la asistencia letrada, y con posterioridad, pero con bastante posterioridad, casi un año después, también que se pactaba una indemnización, que se había pactado una indemnización".

Con nómina y cotizando
Otro tema paralelo es si Bárcenas estaba en el Partido Popular cuando Rajoy ya era presidente del Gobierno. Él ha afirmado que no era así porque "no estaba en el partido, no era el tesorero y no tenía representación política" porque no se presentó a las elecciones. Habría que analizar que significa "estar en el partido", porque quizá no tenía cargo, pero lo cierto es que sí cobraba un dineral vía nómina y con cotización a la Seguridad Social.

200.000 euros por no hacer nada
O sea, un salario en toda regla, por mucho que Cospedal se esfuerce en pintarlo como una "indemnización en diferido". Una excusa que Rubalcaba ha rebatido preguntando a Rajoy "cuántos ciudadanos tiene en el PP cobrando más de 200.000 euros sin tener nada que ver con el partido".