Los Príncipes de Asturias, momentos antes del inicio del desfile del Día de la Fiesta Nacional, que ha contado hoy con la participación de unos 2.600 militares y guardias civiles. EFE



Mariano Rajoy se ha beneficiado este 12 de Octubre del dispositivo de seguridad que diseñó en 2011 la entonces ministra de Defensa, Carme Chacón, que aisló en la plaza de Neptuno los palcos principales y la tribuna de prensa, colocando al público a cientos de metros de distancia para evitar los abucheos. El presidente ha asistido acompañando al Príncipe Felipe, por primera vez, al desfile militar por la Fiesta Nacional, que hace unos años, para ser precisos, en 2008, calificó de “coñazo” en una conversación privada con su círculo popular más próximo.

Los únicos miembros de la Familia Real en el desfile
Este sábado, la Fiesta Nacional ha estado presidida por el Príncipe de Asturias, debido a la convalecencia del Rey. El Heredero recibió aplausos a su llegada junto a su esposa, Letizia Ortiz, por parte del público asistente, aunque durante escasos segundos. Ellos son los únicos miembros de la Familia Real que han asistido a la celebración del desfile. La Reina y la infanta Elena están presentes en la Recepción en el Palacio Real.

Un desfile breve y austero
El desfile ha sido breve, parecido al de 2012, con la notoria ausencia de carros de combate y aeronaves. El recorrido ha sido desde Atocha hasta la plaza de Colón. El presupuesto dedicado a esta cita ha sido de 823.000 euros, un 16% menor que el del año pasado.

El Himno sonó menos tiempo
La interpretación del Himno Nacional ha sido más breve, dado que ha sido el Príncipe quien presidía el desfile y no el Rey. Según el Reglamento de Honores Militares, de 2010, al Heredero le corresponde la versión abreviada, de solo 20 segundos, frente a los 54 segundos que habría sonado de asistir el Rey.  Otro detalle significativo es que no ha habido salvas de ordenanza ni gritos de “¡Viva España!”  al paso ante la tribuna de las diferentes unidades del Ejército.

Homenaje a los caídos
Tras el desfile, se ha hecho como cada año el homenaje a la bandera y a los que dieron su vida por España, esta vez con la participación de representantes de la asociación de inválidos y mutilados de guerra. Siete aviones C-101 del Ejército del Aire han dibujado en el cielo los colores de la bandera nacional.

Autoridades presentes en el acto
Les han acompañado, entre otras autoridades, además del presidente del Gobierno, todos los ministros, a excepción del de Economía, Luis de Guindos, que se encuentra en una reunión del Fondo Monetario Internacional (FMI). También han asistido los presidentes de 10 de las 17 Comunidades Autónomas, el presidente del Congreso, el del Senado, la defensora del Pueblo, el fiscal general del Estado, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y los portavoces parlamentarios del PP, PSOE y UPyD, entre otros.