Cañas saliendo de la Audiencia Nacional Cañas saliendo de la Audiencia Nacional



El PSOE de Castilla-La Mancha quiere saber quién paga la minuta de los letrados que defienden al gerente del PP castellano-manchego, José Ángel Cañas, imputado por el juez Pablo Ruz en la supuesta mordida de los 200.000 euros. Y quiere saberlo, entre otras razones, porque el bufete que representa al hombre de los dineros de Mará Dolores Cospedal en tierras manchegas es nada más y nada menos que Baker & Mckenzie, el bufete más caro del mundo que solo el año pasado facturó más de 2.500 millones de dólares. De ahí que el portavoz del Grupo Socialista en la Cortes regionales, José Luis Martínez Guijarro, se pregunte “si es el PP de Castilla-La Mancha, o el PP nacional, quien está pagando la minuta” de estos elitistas profesionales, como así publicó este lunes en exclusiva ELPLURAL.COM.

Un juez marido de la consejera de Cospedal…
No solo eso, el portavoz socialista ha hecho un llamamiento a la cordura y la decencia política para que el juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, “termine de instruir los sumarios que está investigando”, ya que de lo contrario nadie “entendería que se le apartara ahora cuando, además, hay posibilidades perfectamente legales para prorrogar su comisión de servicios”. Guijarro tiene claro, como la mayoría de los partidos políticos, salvo el Partido Popular, que uno de los jueces que va a tomar la decisión, Gerardo Martínez Tristán,  se “inhiba” en el asunto ya que este magistrado es marido de la consejera de Fomento de Cospedal en Castilla-La Mancha, Marta García de la Calzada.

…”Y mi amiga de la infancia”
Al esposo de Marta García, que forma parte de la comisión permanente del Consejo  General del Poder Judicial que debe pronunciarse sobre la continuidad de Ruz, no le queda otra que inhibirse si no quiere verse recusado, ya que la propia Cospedal resaltó la amistad que le une a su mujer, de la que dijo en su toma de posesión como consejera de Fomento en el verano de 2011: “me voy a permitir una licencia porque me acompaña en esta tarea de gobierno una persona que me ha acompañado desde mi infancia”, dijo, recordando que ambas estudiaron juntas en el Colegio de las Dominicas de Albacete, se presentaron a la misma oposición, la prepararon en el mismo lugar y han seguido una trayectoria personal y profesional muy cercana. “Aquellas compañeras de colegio hoy están aquí ante todos ustedes y venimos las dos a trabajar por nuestra tierra", sentenciaba.

Salvar al magistrado Ruz
Ante estos hechos de peso, Guijarro insiste: “nadie entendería que se le apartara (a Ruz) precisamente ahora, y que se hiciera, además, gracias a los votos de jueces propuestos por el PP, algunos de los cuales, además, tienen conexiones con algunos de los investigados por el propio Ruz, como es el caso del esposo de la consejera de Fomento de la señora Cospedal”. Entre los sumarios que investiga Pablo Ruz, está el de los llamados papeles de Bárcenas, o la supuesta caja B del PP, dentro del que intenta aclarar si, como denuncia el ex tesorero nacional popular, el propio Bárcenas medió para una supuesta mordida de 200.000 euros a Cospedal para su campaña electoral del año 2007. Supuesta comisión ilegal que habría pagado la empresa Sacyr a cambio de la adjudicación del servicio de limpieza del ayuntamiento popular de Toledo.

Y por si fuera poco aparece Álvarez-Buylla
Pero aquí no quedan las incongruencias legales, o como mínimo las claras incompatibilidades de ciertos magistrado para pronunciarse sobre la continuidad de Ruz, ya que al marido de la consejera de Cospedal se une también  el nuevo vocal del Consejo General del Poder Judicial, Antonio María Álvarez-Buylla, socio del despacho de procuradores que representan ante el Juzgado Central de Instrucción nº5 de la Audiencia Nacional, que todavía preside Pablo Ruz, al gerente del PP de Cospedal imputado, como decimos, por la supuesta mordida. Y lo más triste de todo este asunto es que no se trata de una broma de mal gusto. No, es la pura y alarmante realidad.