La Mesa del Congreso ha rechazado este miércoles la solicitud de un grupo parlamentario conjunto formado por ERC, IU y EH-Bildu, al considerar que podría tratarse de un "fraude de ley" con el único objetivo de cobrar las subvenciones por el envío de propaganda electoral que requiere contar con grupo propio. Han sido los votos de PP y Ciudadanos, que cuentan con mayoría, los que han servido para tumbar la petición.

Por otro lado, como era previsible, la Mesa también ha rechazado que los cuatro diputados de Compromís puedan formar un grupo propio, al margen de Podemos, con el que concurrieron a las elecciones. Finalmente se han aprobado seis de los ocho grupos solicitados.

La Mesa ha otorgado ahora un plazo de tres días para que los grupos rechazados presenten alegaciones.