El Sindicato Unificado de Policía (SUP) exige la dimisión del jefe de la Comisaría de la Policía Nacional en Talavera, José Jiménez Yáñez, porque obligó, según su denuncia, a cuatro agentes a asistir contra su voluntad a una misa celebrada el 13 de febrero en La Colegial.

La comisaría, hermano de honor de una cofradía
El sindicato explica, en una nota de prensa, que el responsable policial ordenó a los agentes a participar en la misa que se celebró tras el nombramiento de la Comisaría como hermano de honor de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Salud, según adelanta AhoraCLM.com.

Una acción anticonstitucional
El jefe policial fue advertido por el SUP de que su orden era ilegal, teniendo en cuenta que es "anticonstitucional obligar a un funcionario a asistir a un oficio religioso", dado el "carácter aconfesional del Estado español".

El sindicato reconoce la obligación de asistir al acto oficial de la entrega de la medalla concedida por la cofradía, pero no al oficio religioso, como ordenó el responsable policial a través de un escrito firmado por él, según el SUP.