[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"24084","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-329670","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"640","height":"320","alt":"El portavoz econ\u00f3mico de Podemos, Nacho Alvarez \/ EFE"}}]] El portavoz económico de Podemos, Nacho Alvarez / EFE



El responsable de Economía de Podemos, Nacho Álvarez, ha dicho hoy que el acuerdo alcanzado entre Grecia y el Eurogrupo es fruto de una voluntad de "quebrar al Gobierno griego" y ha marcado distancias con España, donde ahora cree que no es necesaria una reestructuración de la deuda pública. En rueda de prensa tras la reunión de la ejecutiva de Podemos, partido que defendía hace unos meses una reestructuración de la deuda pública, Álvarez ha señalado que esa medida planteada por Syriza no es la que necesita hoy la economía española.

Problema de deuda en los hogares
"Pero deudas hay muchas", ha recordado para explicar que España se podría plantear una reestructuración de las deudas de los hogares, como en Islandia, que permita sacar de una situación de dificultad a los millones de personas que firmaron hipotecas durante la expansión inmobiliaria, y que ahora se encuentran con grandes dificultades para pagar. Podemos intenta marcar las diferencias entre Grecia y España, insiste en que nada tiene que ver la situación económica de ambos países y defiende ahora para España una reestructuración de la deuda vinculada a la deuda hipotecaria y una ley de segunda oportunidad que "avance más" que la que el PP ha puesto sobre la mesa.

"Creo que aun manteniendo las relaciones políticas de plena cordialidad y de comprensión y solidaridad internacional, Podemos y Syriza tiene orientaciones económicas distintas" porque la comunidad económica en la que viven "es bastante distinta", ha subrayado.

Reducción gradual del déficit
Álvarez ha querido transmitir así une mensaje de tranquilidad ante las comparaciones que se hacen entre España y Grecia y Syriza y Podemos, y ha subrayado que en un proceso similar España tendría margen para aplicar otras medidas. Sobre el cumplimiento de los objetivos de déficit, Álvarez ha recordado que en los últimos años países como Italia o Francia lo han incumplido en más de cien ocasiones y nunca ha habido sanciones de la Comisión Europea. La apuesta de Álvarez, que pone en duda que el Gobierno cumpla el compromiso de déficit del 2,4, es por un proceso de reducción del déficit "más paulatino", que ponga al presupuesto al servicio de la creación de empleo y la reducción de las desigualdades sociales. Aunque admite que el acuerdo entre Grecia y el Eurogrupo es viable desde el punto de vista técnico y económico y permite una estabilidad económica a tres años, una reestructuración de la deuda griega y un plan de inversiones, recalca también que ha ignorado la opinión de la mayoría del pueblo griego expresada en las urnas.

"Patada hacia adelante" con el problema griego
Se trata, en su opinión, de "dar una patada hacia delante" al problema y es "un duro golpe" para Europa, ya que "contempla una Europa distinta a la de los derechos sociales y espacio de democracia que todos defendemos", ha dicho. Sobre el "no nombramiento" del ministro de Economía español, Luis de Guindos, como presidente del Eurogrupo, Álvarez cree que ha respondido a los "alineamientos" internacionales del Gobierno español y su escasa defensa de los países del sur y de "ataque" a Grecia.