"Como militante del PP tengo que pedir perdón a los ciudadanos" porque "no es de recibo ni es presentable" que "un dirigente de un partido (...) llevara desde el año 88 con cuentas en Suiza y no hayamos sido capaces de enterarnos". Rafael Merino, portavoz adjunto del Grupo Parlamentario del PP, se ha sumado a las voces 'populares' que empiezan a menudear, que consideran que no es suficiente con poner en duda la credibilidad de 'los papeles de Bárcenas'.

Rafael Merino, portavoz adjunto del Grupo Parlamentario del PP. Foto RTVE



Rajoy defendió a Bárcenas porque "le engañó"
Merino, que ha calificado a Mariano Rajoy de "personas muy honesta y recta", ha intentado justificar la defensa que del extesorero hizo el presidente del Gobierno durante años, como otros miembros de la alta dirección de su partido, en que "fue engañado" por  Bárcenas cuando éste le aseguró que "todo este asunto era un montaje".

El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario del PP sí ha pedido que se respete "la presunción de inocencia de los militantes del PP", y en ese sentido ha solicitado que se deje que sea "la Justicia la que actúe y aclare la verdad". Merino ha lamentado que los dirigentes "hayan sido condenados por los ciudadanos y por los medios de comunicación" sobre la base de "unas copias de unos papeles".

El PP ha actuado correctamente no despidiendo al marido de Mato
En sus declaraciones, que ha realizado en RNE, Rafael Merino ha criticado que algunos grupos de la oposición anden "pidiendo dimisiones a diestro y siniestro" y reclamando la convocatoria de elecciones generales, lo que demuestra, a su entender, que "están pensando en sus intereses personales de partido" y no en "el interés general".

En concreto, sobre la generalizada petición de dimisión de Ana Mato, ha considerado que es "muy duro" que haya quienes exijan su dimisión "por algo que ella no ha hecho, que ha hecho su exmarido", Jesús Sepúlveda. Paradójicamente, sin embargo ha justificado a continuación que el PP mantenga a Sepúlveda como trabajador del partido y ha dicho estar "convencido" de que si el exmarido da Mato "en algún momento es condenado, va a ser despedido inmediatamente".