"Bocinazo (respetuoso) al presidente". Pedro J. Ramírez de nuevo critica a Mariano Rajoy. Aunque intenta ser "respetuoso", no frena sus constantes divergencias con el presidente del Gobierno. "Esto no puede seguir un año más así. España ha vivido su Navidad más triste desde la postguerra", proclama el director de ‘El Mundo’.

Por cierto, Ramírez exagera un montón. Las Navidades más tristes desde el año 1939 son las de la victoria de los franquistas, prolongada hasta casi los finales de la dictadura. Comparar la postguerra con la situación de ahora es un homenaje a la ignorancia. Como se nota que el niño Ramírez proviene de "buena familia" y su señora, la peculiar creativa Ágata, todavía más.

"¿Qué mensajes de aliento, que argumentos para la esperanza, qué elementos racionales que expliquen cómo vamos a salir de ésta nos han dado nuestras autoridades? Ninguno. La comparecencia de balance de año de Rajoy superó en irrelevancia -y ya era difícil- a la rueda de prensa con al que el 3 de agosto cerró el curso político"

Y aun "respetuoso", Ramírez carga con saña contra Rajoy: "De sus comparecencias periodísticas más vale no hablar. Ni siquiera cuando le entrevistan los más hábiles e insistentes interrogadores se aparta de su firme propósito de no soltar prenda" Algunas cosas más añade el periodista: "Comienza el año más importante de la vida política de Rajoy.

"En el ámbito económico -afirma Ramírez- hay tímidos indicios de que los sacrificios pueden estar empezando a dar algún fruto en materia de competitividad (...) Pero si esos síntomas no adquieren consistencia y el año que viene por estas fechas la percepción fuera igual o peor a la de hoy, sería difícil de entender que el PP se empecinara en afrontar bajo un liderazgo estéril los estadillos sociales que convertirían el final de la Legislatura en una pesadilla diaria".