Los españoles siguen considerando que los principales problemas del país son el paro, la crisis, la corrupción y la clase política, según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), correspondiente al mes pasado, que refleja que los ciudadanos no comparten el optimismo que intenta vender el Gobierno sobre la situación económica. El 50% cree que estamos peor que hace un año.

EL 85,9% ve mala la situación económica
El 45,6% de los españoles califican la situación económica de "muy mala" y un 40,3%, de "mala". El 30,9% piensa la economía estará peor dentro de un año y el 38,9 considera que se mantendrá igual frente a un escaso 9,4% que considera que mejorará.

El paro, la preocupación permanente
El 77,3% cita el paro como uno de los principales problema frente al 80,5% que lo mencionaba en el último barómetro de julio. Inmediatamente después del desempleo, se sitúa la corrupción, que es mencionada por el 37,1% de los consultados.

La clase política
La política también preocupa a los ciudadanos, que califican de muy mala (47,8%) o mala (32,6) la situación de la clase política. Sólo el 2,1% la ve buena (1,9%) o muy buena (0,2%) y para el 14,1% es regular. El 42,2% ve peor la política que hace un año y el 49,3% cree que no ha habido variación. Los ciudadanos no son optimistas tampoco sobre este asunto de cara al futuro, el 46,2% considera que dentro de doce meses la política seguirá igual y el 32% que irá peor.

La mayoría no está a favor de la independencia
En plena crisis de Cataluña por el tema territorial, el barómetro refleja que el 91% de los españoles son contrarios a reconocer a las autonomías como Estados independientes e, incluso, el porcentaje ha bajado un 9%.

La sanidad vuelve a figurar como la quinta preocupación de los españoles, mientras que la educación, en el puesto siguiente, se anota un repunte y pasa del 8,8 por ciento de julio al 9,6 por ciento en septiembre.