Tiene 19 años y en las pasadas elecciones municipales fue presentada como la candidata más joven. Inmaculada Sequí, presidenta de VOX Cuenca, encabezó la lista a la alcaldía por este partido aunque no obtuvo representación. Ayer sufrió una brutal paliza al salir de su casa. Entrevistada por el diario El Mundo, la joven cree que el origen de la agresión podría estar en unas tuits que escribió en su cuenta oficial en apoyo a los toros. "Personalmente, no a nivel de partido, soy aficionada a los toros y he recibido muchas críticas a través de las redes sociales. Quizás ha sido por apoyar el cartel de la Feria de Cuenca o por dar mi apoyo a algún torero cuando ha habido cogidas".

 

 

 

 

Inma asegura que ha recibido muchas amenazas, pero, hasta ahora, a través de las redes sociales. Ayer todo cambió. Hacia las ocho y media de la mañana la asaltaron unos desconocidos en el portal de su casa. "Nada más girar, me he encontrado con una patada en la espalda que me ha tirado de golpe al suelo", relata a El Mundo. "Entonces oí '¡es ella!' y 'a ver si ahora eres tan valiente, fascista de los cojones'. A partir de ahí, ha sido el puñetazo en el pómulo y en el labio. Y ya me agarraron del cuello y no recuerdo nada más". La dejaron semiinconsciente en la calle y sólo tuvo fuerzas para llamar a su padre, que la llevó de inmediato al hospital Virgen de la Luz donde estuvo ingresada hasta las dos de la tarde.

Asegura, sin embargo, que la agresión no va a acabar con ella desde el punto de vista político: "No tengo miedo, esto no me va a parar. Voy a seguir defendiendo las ideas de Vox. Es violencia política y estamos viviendo un ataque a la libertad y eso es lo que se debe condenar. Debemos saber de dónde viene esto y por qué se ha despertado este odio al que piensa de forma distinta. Es un acto liberticida". A través de su cuenta de Twitter, la dirigente de VOX insistía en la idea.