"No me creo que vayan a hacerlo, no me lo puedo ni imaginar", ha dicho Soraya Rodriguez, la portavoz socialista en el Congreso, a ELPLURAL.COM. "Si bloquean el debate lo consideraríamos un episodio de máxima gravedad", ha advertido la vicesecretaria general del PSOE en Ferraz. Lo que las dos dirigentes socialistas hacían era mostrar su preocupación porque el PP intente un hecho sin precedentes: impedir que se admita el debate de una moción en sede parlamentaria.



El bloqueo a la moción, sería un hecho sin precedentes
El proceso de las intervenciones en el Congreso está muy reglado.  A la presentación de una interpelación, es decir, de una pregunta, al Gobierno, sigue en el siguiente pleno la presentación de una moción en la que se establecen las propuestas consecuencia de la interpelación. Si un partido interpela un miércoles, por ejemplo, sobre temas de sanidad al Gobierno, el miércoles siguiente presenta una moción con sus propuestas sobre el asunto. Es de carril. Tanto es así, que n0 se reúne la mesa del Congreso para admitir a trámite esas mociones que siguen a las interpelaciones. El presidente de la cámara, en este caso Jesús Posadas, las da marchamo sin más.

Pero este miércoles se puede vivir una excepción de la que cuesta encontrar precedentes. El pasado miércoles, como se recordará, Soraya Rodríguez, portavoz del Grupo Socialista, presentó una interpelación, que fue contestada por la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, por la intervención de Mariano Rajoy en Pleno sobre el asunto Bárcenas. Los socialistas acusaban a Rajoy de mentir en aquel pleno.

Ahora, siguiendo la lógica parlamentaria, el Grupo Socialista presentó una moción que debía debatirse este miércoles. Fuentes de Ferraz, ante la imposibilidad de nuestra legislación de presentar una moción de reprobación, calificaban para ELPLURAL.COM ésta de 'moción de deploración'.  La moción socialista (cuyo contenido puede verse en su totalidad pinchando aquí) contiene nueve puntos. En los primeros se desarrolla la argumentación socialista de que el Presidente, Mariano Rajoy, mintió en el Congreso durante su intervención del pasado 1 de agosto; en los últimos se concluye pidiéndole "asumir las responsabilidades políticas que ineludiblemente deben derivarse por las falsedades vertidas ante el Pleno del Congreso de los Diputados".

Una "anormalidad democrática"
La convocatoria de una 'Mesa extraordinaria de portavoces' por parte de Jesús Posada ya ha alertado al Grupo Socialista, ya que se trata de algo completamente anormal en el procedimiento de la Cámara, como hemos dicho. Pero es que además, en su rueda de prensa habitual, más o menos, de los lunes en Génova, María Dolores de Cospedal  ha hecho unas declaraciones que han acabado por alertar a los socialistas. La secretaria general del PP ha venido a decir que si se quiere derribar al presidente del Gobierno lo que hay que hacer es presentar una moción de censura y de esta forma ha anticipado que se bloqueará por parte de su grupo el debate de la moción.

Soraya Rodríguez, la portavoz socialista, ha adelantado a ELPLURAL.COM que este bloqueo sería "una anormalidad democrática": "no me puedo ni imaginar que lo lleven a cabo -nos ha dicho-; pero sería algo tan atípico que no me lo puedo ni imaginar, porque la moción que hemos presentado es plenamente legal y conforme al reglamento de la cámara". La jefe del Grupo parlamentario del PSOE ha mostrado su esperanza de que no se bloquee algo "porque le incomoda al señor Rajoy". "No pueden comportarse como esbirros del Gobierno... Posada no puede aceptar que la mesa del Congreso trabaje al dictado de lo que le dicten la vicepresidenta desde de Moncloa, y Cospedal desde Génova". De momento, Jesús Posada se ha limitado a justificar que se revisen las mociones sobre 'las mentiras' de Rajoy en el hecho de que "no son normales".