El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante su intervención en el pleno del Congreso que debate hoy y mañana las enmiendas a la totalidad presentadas al proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2014. EFE



No es que haya “luz al final del túnel”, sino que “se atisba la salida del túnel”, así definió la situación actual del país Cristóbal Montoro en el debate de los Presupuestos Generales, este martes en el Congreso de los Diputados. El ministro de Hacienda se está dejando toda la imaginería de que es capaz para convencer del discurso de la recuperación del que viene tirando el Gobierno este curso político.

Motivos más que sobrados
Montoro jugó a buenos y malos en su comparecencia – claro que dejando a la oposición el papel del malo-, al advertir que “sería muy negativo que algún Grupo negara que el año que viene habrá recuperación”. Para el ministro, incluso, “sobra el debate” sobre este particular porque “hay motivos más que sobrados" para afirmar que España cuenta con unas "bases sólidas" que permitirán superar el ajuste. Este será el último año de la crisis económica porque la recesión acabó en el segundo trimestre, ha defendido el ministro.

El debate ahora es cuánto empleo vamos a crear
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas ha dicho que el debate debe centrarse en "cuánto va a crecer el país el próximo año, cuánto empleo se va a crear" y en si las cuentas que ha planteado el Gobierno son "útiles y sirven" a dicha recuperación. "Seguro que es el debate que tendrán todos los grupos, el que no lo haga que no reclame dentro de un año porque puso palos a la recuperación", ha afirmado.

Centrar el debate en los Presupuesto, pero sortea las cifras
Montoro ha pedido centrar el debate en los Presupuestos, sin embargo su discurso sorteó las grandes cifras incluidas en las cuentas públicas, que son, según describió el reflejo en número de las políticas del Gobierno. Eso sí, promesas todas y muchas palabras biensonantes: "Detrás de esas grandes cifras hablamos del bienestar de mucha gente y de las palancas de crecimiento económico de todo un país" y, según dijo, garantizan los servicios sociales: la sanidad, la educación, la vivienda y el futuro de algunas infraestructuras. Son unos presupuestos –subrayó-comprometidos con la austeridad, el equilibrio, y con encauzar las finanzas hacia la estabilidad presupuestaria.

Mensaje a Mas
El ministro ha aprovechado su intervención para enviar un mensaje al Gobierno de Artur Mas: "Si estamos en esa Europa no tiene ningún sentido que nadie salga de esa Europa", porque "juntos podemos y debemos avanzar. Divididos y segregados no llegaríamos a la recuperación y pondríamos en peligro el proyecto europeo".