Varios miles de personas han tomado el centro de Madrid para protestar contra las reformas del Gobierno en una manifestación organizada por la Coordinadora 25-S y en la que han participado un total de 41 organizaciones ciudadanas, entre ellas las mareas blanca, verde y violeta y los trabajadores de Coca Cola.

Las libertades están en peligro
Hoy, 23F, se cumple el primer aniversario de la primera manifestación que reunió a todas las mareas y también hace 33 años del intento de golpe de Estado protagonizado por el teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero.

"Queremos reivindicar todas las libertades ciudadanas que están en peligro en una fecha que no es casual", ha explicado a EFE Julio Rodríguez, portavoz de la Marea Ciudadana. "Hace un año todas las mareas nos movilizamos para protestar contra el golpe de Estado financiero impuesto por la Troika y que todos estamos sufriendo", ha recordado Rodríguez, quien también ha indicado que la manifestación se está desarrollando en otros puntos de España como Valencia, Alicante, Málaga, Almería, Segovia o Gijón.

'No a la ley mordaza' en una pancarta de la manifestación que ha recorrido el centro de Madrid este domingo. EFE



La voz del pueblo no es ilegal
Los pariticipantes han marchado desde la Puerta del Sol hasta la Plaza de Neptuno, donde ha finalizado la marcha con la lectura de un manifiesto por parte de los convocantes. Gritos como "la voz del pueblo no es ilegal", "no nos representan" o "sanidad pública" han acompañado a las mareas, que portaban pancartas con lemas de todo tipo en contra de la reforma de la ley del aborto, la nueva ley de seguridad ciudadana, la privatización sanitaria o contra el ERE impuesto por Coca Cola en la Comunidad de Madrid.

En primera fila de la manifestación, personas con camisetas de todos los colores en representación de sus respectivas mareas han portado la pancarta de la protesta, en la que se podía leer: "Por nuestros derechos y libertades. Contra el golpe a la democracia. No a la represión".