En el festival de a ver quién la dice más gorda contra quienes realizan escraches a dirigentes políticos no podía faltar Miguel Ángel Rodríguez, exportavoz del Gobierno de José María Aznar. En el programa Espejo Público, el polémico tertuliano se ha despachado a gusto aunque ha preferido subrayar que los activistas antidesahucio son "comunistas" y apoyan "a los terroristas de ETA" pero no son nazis. Un aclaración paradójica en un señor que ha sido condenado por usar ese apelativo hasta la saciedad con el doctor Luis Montes.

Miguel Ángel Rodríguez ha apostado esta mañana por "no hacer ni caso a los movimientos callejeros" y ha culpado a "las televisiones" de la relevancia que están tomando "porque son muy bonitas las imágenes de 200 tíos gritando. ¡Pero es que son 200 tíos!".



"La vamos a liar"
El exportavoz de Aznar ha dicho que no hace falta ni sacar a la Policía a la calle porque estos movimientos "se van a pegar tortas" entre ello y ha lanzado una especie de advertencia: "¡Ojo! Como empiecen a gritar los de enfrente, la vamos a liar". Cuando Susana Grisso le ha pedido que especifique quiénes son los de enfrente ha dicho que "los que no son del Partido Comunista".

"Son comunistas"
"Cospedal dice que son nazis, pero no, son comunistas", ha insistido una y otra vez MAR, "son comunistas, claramente comunistas. Y en alguna facción, apoyando a los terroristas de ETA. Esto es lo que hay".  La única prueba esgrimida por el tertuliano es que "la gente desesperada no sale con cartelitos preparados. Menos bromas".

"No te lo crees ni tú"
La verborrea de MAR ha provocado que fuera reprendido por la presentadora, quien le ha dicho que "puedes criticar los escraches, pero pierdes la razón por las formas", y también por uno de los compañeros de mesa, Antonio Casado, cuyas opiniones se engloban en las de la derecha civilizada: "No lo digas más veces porque no te lo crees ni tú".

Un movimiento solidario
Casado le ha respondido que la Plataforma de Afectados por la Hipoteca "es un movimiento social de gente que está siendo solidaria con otra gente. No se puede identificar ese movimiento solidario con gente que lo está pasando muy mal con el fascismo".

Subvenciones por comunismo
Para rebatir esa opinión, Miguel Ángel Rodríguez ha echado mano de la mentira, asegurando que "esta mujer [Ada Colau] está recibiendo 3,7 millones por hacer comunismo. ¿Por qué recibe esa subvención? Por hacer comunismo". El exportavoz se hacía eco así de la información de ABC en la que desvelaban que una ONG, en la que colabora Colau, ha recibido ese dinero a lo largo de ocho años para proyectos de cooperación al desarrollo en América Latina.

"Hace dos años, cuando gobernaba el PSOE, no salían, y ahora este movimiento comunista violento persigue a la gente del Partido Popular", ha continuado MAR, siguiendo a pie juntillas el argumentario de la caverna para desprestigiar al movimiento, y que ya ha sido evidenciado desde ELPLURAL.COM.

Un poco de iluminación
"Están apoyados por la UGT y por tanto por el Partido Socialista", siguió proclamando Miguel Ángel Rodríguez, mientras la presentadora, exasperada, cambiaba por fin de tema: "Me voy a Roma a ver si el papa Francisco nos ilumina un poquito a todos".