El diputado, responsable del área económica de Ciudadanos y miembro del núcleo duro de Albert Rivera, Marcos de Quinto, se acogió a un régimen fiscal de Portugal, lo que le aportó importantes beneficios para millonarios, según publica El Economista.

El país vecino contempla, por ley, que un extranjero que adquiere una vivienda de alto standing se convierte en residente. Esto le permitió no tributar por su renta mundial en ningún país, lo que hubiese elevado notablemente los tipos progresivos por encima del 40%, según apunta el citado diario. En Estados Unidos y en España tributó como no residente, lo que acarrea menores tipos y en consecuencia un ahorro importante.

Por poner un ejemplo, si De Quinto hubiese tributado en España, Hacienda le hubiera obligado a abonar la diferencia entre lo pagado en Estados Unidos y lo que le hubiera correspondido aquí.

Cabe recordar que Marcos de Quinto fue de los últimos diputados en presentar su declaración de Bienes y Actividades. Además, no consignó la cantidad pagada por el IRPF. El retraso se debió a que los plazos en Estados Unidos son distintos y, allí, cumplen el 30 de septiembre. El propio diputado informó al Congreso de que sus asesores estaban preparando “mis declaraciones tanto para Estados Unidos, Portugal y España”.

De Quinto cambió su residencia de Portugal a España en enero de 2019 para desarrollar sus actividades políticas de la mano de Ciudadanos, por lo que el próximo curso tributará bajo la carcasa legislativa española.

El exvicepresidente de Coca-Cola explicó que residía en Lisboa porque “yo llevo trabajando por el mundo y he sido no residente en España desde 2015. Me fui a Lisboa, porque quería estar tranquilo para escribir un libro -Notas desde la trinchera- y porque mi mujer, que es una soprano brasileña que estaba afincada en Nueva York, tenía mucha relación con Lisboa".

Su patrimonio

El diputado naranja declaró contar con 47,7 millones de euros entre depósitos, acciones, participaciones y planes de pensiones y haber cobrado el pasado año más de 5,6 millones de euros. Sus ingresos el pasado año procedieron fundamentalmente de su retribución en Coca-Cola, que entre enero y agosto supuso 5,14 millones de euros. En dividendos percibió también 353.549,18 euros, un total de 36.685 euros en asesoramiento, 20.400 euros por conferencias impartidas, 39.626,36 euros por alquilar un apartamento en Nueva York y 3.600 euros por colaborar en programas de radio.

Viviendas en Madrid, Málaga, Lisboa, Nueva York...

El patrimonio del diputado de la formación naranja también incluye un chalet de dos parcelas en Madrid, otro en Málaga, un apartamento en Nueva York, otro piso en Lisboa y diferentes propiedades en Cuenca, la mayoría de ellas a través de una sociedad. Bajo esta fórmula, el que fuera vicepresidente de Coca-Cola declara contar con un chalet pareado, una finca, varias parcelas urbanas y naves industriales. A su nombre también declara una finca con edificación y varios terrenos.

Veinte vehículos: dos Porsche, dos Harley, un barco...

De Quinto también declaró contar con casi 20 vehículos, entre coches, vehículos y un barco de vela ligera, el Raquero Polysier adquirido en 2004. Para poder completar toda su declaración, el diputado ha tenido que emplear la casilla de observaciones, pues en la específica para vehículos sólo tenía espacio para dos Porsche 911 Carrera 4S (uno comprado en 1999 y otro el año pasado) y dos motocicletas Harley Davidson.

El resto son cinco vehículos de campo o trabajo a nombre de sociedad, así como otros dos coches particulares (un Citroen Mehari y un Volkswagen Polo) y otras seis motocicletas y un quad.