Malestar y tensión entre los magistrados de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. El voto particular del conservador Nicolás Poveda Peña contrario a la recusación de los magistrados Concepción Espejel y Enrique López del tribunal que juzgara el caso Bárcenas, ha molestado y ofendido a varios de sus compañeros. En concreto Poveda afirma que el juez Ramón Sáez que fue votado por IU para el Consejo General del Poder Judicial también debería haber sido recusado... de participar en la deliberación de la recusación. Juristas consultados por este diario opinan que “estas críticas parecen coincidir con el disgusto de otras instancias porque López y Espejel no juzguen estos casos.

“Pero es que además en su voto particular Poveda se centra solo en la designación de López como vocal del PP en el CGPJ que desde luego no era el motivo más importante de la recusación. Omite – es de suponer que por olvido- que la principal causa de recusación es su relación muy continua con el Partido Popular que se evidencia en innumerables actos que ponen de manifiesto esta relación.

El PP disgustado
Lo que sí parece evidente es la recusación sí que desazonó al Partido Popular. En el informe preceptivo solicitado a las partes para abordar la recusación la formación política se manifestaba en contra de la misma. Del mismo modo que esperaban –y tuvieron la suerte de que así fuera- que el juez también conservador Angel Hurtado de la Sección II de lo Penal, quien sustituye en lo que atañe al tema Gurtel a Concepcion Espejel y es ponente del mismo, no señalase la fecha para el juicio antes de octubre. La preocupación aparente del partido del Gobierno afectado por este proceso, era la de no coincidir con una hipotética campaña electoral

¿Por qué Rajoy no declara?
Otras fuentes, del entorno de la abogacía, resaltaban también: “es inexplicable que el tribunal no haya admitido entre la relación de testigos, la declaración de Mariano Rajoy durante el juicio”. Consideran que esta decisión no es recomendable “pues podría inducir a pensar que se desea diseccionar las responsabilidades penales a fin de que el caso Gürtel no salpique demasiado al presidente en funciones o a su partido”.

No ahorraron el mal trago
Precisamente Ángel Hurtado es otro de los magistrados junto con Juan Pablo González González que firma un voto concurrente con Nicolás Poveda. Los tres han expresado por escrito su oposición. La Sala de lo Penal de la Audiencia está dividida a causa de este incidente. Como ya publicó ELPLURAL.COM antes de que la Sala decidiera “Ambos recusados podían haber ahorrado a sus colegas el mal trago de tener que tomar postura de nuevo, absteniéndose de juzgar el caso de los Papeles B. El CGPJ, incluso ha abierto diligencias contra los dos jueces ante una denuncia motivada por esa falta de abstención...”

Poveda contra Sáez
La tensión ha crecido a causa del voto particular en el caso de Enrique López del magistrado Nicolás Poveda, quien tras determinar la legalidad del sistema de elección de vocales del Consejo General del Poder Judicial y concluir que en base a dicho sistema no existe el concepto de “vocal del partido”, apunta contra el magistrado Ramón Sáez de marcado talante progresista.

“Le designó Izquierda Unida”
“En la mayoría que determina la procedencia de la recusación, concurre en uno de los Magistrados integrantes del Pleno que emite el auto admitiendo la recusación, la condición de haber sido elegido por designación y propuesta del partido político Izquierda Unida, concretamente el Magistrado Sr. Sáez Valcárcel”, denuncia Poveda.

“Como López por el PP”
Continua el voto particular: “Al referido cargo accedió por propuesta de Izquierda Unida, de la misma forma que el Magistrado López López accede por propuesta del Partido Popular. Si a mayor abundamiento tenemos el hecho de que el partido político Izquierda Unida, es parte recusante, presenta dicho magistrado una situación idéntica a la que afecta al Sr. López al ser el Partido Popular también parte en la causa”

Y los que recusaron... también
A continuación arremete contra el resto de magistrados con los que no comparte opinión. “Sin embargo, la mayoría, dicho esto en términos de máximo respeto a su decisión, es mi criterio que no responde ante iguales situaciones de la misma forma, ya que dicho Magistrado interviene sin cortapisa alguna en la formación de tal mayoría participando en el Pleno que define la recusación, sin más protesta que la de quien suscribe el presente voto”.

Jueces ofendidos
Aquí es cuando al parecer numerosos jueces se han sentido ofendidos por lo que consideran un ataque sin sentido contra Sáez y de paso contra el resto de la Sala bajo el argumento de “que no se ha tenido en cuenta la aplicación de un derecho fundamental como es el de la igualdad ante la Ley que prescribe nuestra Constitución en la norma precitada”.

Sáez se ofreció a retirarse
Según ha podido saber ELPLURAL.COM de fuentes próximas a la Audiencia, Poveda no planteó este tema en el Pleno. “Por el contrario, fue Ramón Saéz quien ofreció retirarse pero no se admitió ya que no era motivo de discusión”, explican.

Si Sáez no, López tampoco
“Tal posicionamiento desigual estimo que afecta de la misma forma que en el caso del Magistrado Sr. López a la confianza en los Juzgados y Tribunales, ya que en la misma forma, ante situaciones idénticas, no se adoptan resoluciones de la misma forma, aunque las partes y los intervinientes sean los mismos. Y si la mayoría contemplo que no existe tal afectación de la confianza en el caso del magistrado citado, en lógica constitucional es evidente que tampoco concurriría en el caso del recusado Magistrado Sr. López López”, añade Poveda en su voto.

¿Defender lo indefendible?
“Podría dar la impresión de una pataleta o de un intento de quedar bien. Desde luego los argumentos son peregrinos, no tienen nada que ver con el asunto que ocupaba a la Sala y en resumen se pueden interpretar como la defensa a muerte de lo indefendible. – comentan las mismas fuentes- Pero no era necesario agredir de este modo a un compañero ni faltar al resto de los colegas acusándoles de no medir por el mismo rasero, acusación que entre los jueces es muy negativa”, comentan las mismas fuentes jurídicas.

Relaciones envenenadas
La perturbación que ha provocado Nicolás Poveda es tal que algunos jueces están planteando solicitar al pleno de la Audiencia Nacional que se pronuncie sobre este asunto. Espejel y López no juzgarán ni el caso Gürtel ni el de Bárcenas pero desde luego, la decisión de no apartarse voluntariamente ha perturbado la serenidad de la Audiencia envenenando por lo que se puede ver las relaciones profesionales de la Sala. Pero da la impresión de que no les preocupa.