Los sindicatos policiales han criticado al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y al secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, por no acudir ni a los actos de despedida convocados por la muerte del policía Francisco Javier Ortega, cuando intentaba identificar a un inmigrante en la estación del Metro de Embajadores, en Madrid. Las organizaciones sindicales han recordado que las autoridades del Interior tampoco estuvieron en los actos organizados cuando falleció una agente en Vigo y anteriormente otro en Málaga.

Silencio y un largo aplauso de sus compañeros
Varios cientos de policías han recordado este lunes, concentrados, en silencio, primero, y luego con un largo aplauzo, ante la Comisaría General de Seguridad Ciudadana, al agente que falleció el viernes arrojado a las vías del tren por un inmigrante al que intentaba identificar.

Concentraciones en toda España
El agente fallecido, Francisco Javier Ortega, pertenecía a la Brigada Móvil de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana, donde se ha celebrado la concentración en su memoria, que ha sido secundada en todas las comisarías de España.

Los sindicatos denuncian la actitud distante del ministro
La concentración había sido convocada inicialmente por el Sindicato Unificado de Policía (SUP), la Confederación Española de Policía (CEP) y el Sindicato Profesional de Policía (SPP), a los que se han unido la Unión federal de Policía (UFP) y el Sindicato Independiente de Policía Española (SIPE). Todos los representantes sindicales han criticado que el ministro del Interior, Jorge Fernández, y al secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, por su ausencia.



En un comunicado conjunto, las organizaciones de policías explican que quieren llamar "públicamente la atención sobre la actitud de la cúpula del Ministerio del Interior".

"La ausencia del ministro de Interior y de otros responsables políticos en actos oficiales de despedida a compañeros asesinados se está empezando a convertir en una práctica habitual, además de irrespetuosa", afirma el comunicado.

Los sindicatos reprochan la ausencia del ministro al funeral del policía: "Hay que estar dando la cara en el funeral. Esa actitud abre una brecha considerable entre la cúpula política del Ministerio y los profesionales de la seguridad pública. Que la sociedad sepa que nos sentimos ofendidos por esa actitud fría y distante".