Las secretarias de los extesoreros del Partido Popular (PP) Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta han admitido al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que destruyeron las agendas en las que constaban los encuentros que los dos exdirigentes mantuvieron con los constructores investigados como donantes de la formación, informaron fuentes personadas en la causa.

En su declaración como testigos en la causa en la que se investiga la supuesta contabilidad B del PP, la secretaria de Bárcenas, Estrella Domínguez López, ha reconocido que trabajó para el extesorero hasta diciembre de 2012 y que durante ese año tiró a la basura su dietario, que contenía los encuentros, comidas y cenas que había mantenido su jefe como tesorero del partido.

"No valían para nada"
La secretaria de Bárcenas, que ha dicho que adoptó esta decisión sin que nadie se lo dijera y porque consideraba que no le valían para nada, ha admitido que en 2009, año en el que estalló el caso Gürtel, su entonces jefe le pidió que guardara las agendas y que en 2011 se las volvió a reclamar. Durante la declaración, el abogado de Bárcenas, Javier Gómez de Liaño, ha exhibido un fragmento de una de estas agendas, según las citadas fuentes.