La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha negado haber recibido dinero en negro del PP de una manera un poco gruesa: "En mi puta vida he cobrado un sobre", ha asegurado, después de que la portavoz del Grupo Socialista, Soraya Rodríguez, le haya puesto contra las cuerdas en el Pleno del Congreso. La socialista, valiéndose de la información publicada por ELPLURAL.COM, le acusó de haber recibido 600.000 euros en sobresueldos del PP que podrían proceder de dinero ilegal. Pero la vicepresidenta se ha salido por la tangente y no ha respondido, por lo ha sido en los corrillos con la prensa donde ha hecho su negación –o su cortina de humo, porque de lo que se habla es de sobresueldos, no de “sobres”-.

En una conversación informal con los periodistas en los pasillos del Congreso, Sáenz de Santamaría ha reaccionado con sorpresa ante la acusación del PSOE y se ha preguntado cómo podría haber recibido en su cuenta una transferencia bancaria hecha desde el PP con dinero en negro, un ingreso declarado por el emisor y el receptor.

¿De dónde lo saca…?
Según ha subrayado, la nómina pagada por el PP procede de las subvenciones que el Gobierno da a los partidos políticos. Pero, dicho esto, ha rechazado con evidente signo de enfado la acusación de la portavoz socialista y ha admitido que desconoce de dónde se saca la dirigente socialista la cifra de 600.000 euros que le acusa de haber recibido.

… de ELPLURAL.COM
La respuesta es: de aquí, de ELPLURAL.COM, que fue el primer medio que dio cumplida cuenta de los sobresueldos que ha cobrado la vicepresidenta del Gobierno, tras acceder a sus ingresos, año por año. En 8 años, entre el 2000 y el 2011, Soraya Sáenz de Santamaría recibió 1.200.000 euros por su carrera política: la mitad, de su sueldo como diputada, y el resto, casi 600.000 euros, por vía de sobresueldos del PP.

“Un Gobierno de mentirosos”
Aparte del origen del dinero, también queda pendiente saber si Soraya Sáenz de Santamaría cumplió la ley e informó al Congreso de los Diputados de esos ingresos extras que le estaba dando el partido. Es obligación de todos los diputados pedir permiso  a la Comisión del Estatuto. De no haberlo hecho, la vicepresidenta estaría siguiendo los pasos de su ya excompañero Miguel Arias Cañete, que no declaró la vinculación de su empresa con la administración. Hecho precisamente que ha motivado la intervención de la portavoz socialista hoy para tachar al Ejecutivo de ser “un Gobierno de mentirosos”.

El fraude fiscal
En cualquier caso, no es la primera vez que Soraya Rodríguez hace referencia a esta información de ELPLURAL.COM para pedir cuentas a la vicepresidenta. A principios de este mes, la socialista reprochó a la vicepresidenta su falta de autoridad moral para hablar de fraude fiscal cuando “los sobresueldos que usted y sus compañeros de partido han cobrado han salido de la caja negra del PP”.