La Universidad Politécnica abrirá finalmente expediente informativo a los profesores que contrataron a familiares como colaboradores y les pagaron con fondos que estaban destinados a la investigación y que gestiona la Fundación General del centro, según detectó la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid.

Al menos 310.000 euros
El desvío del dinero ascendería al menos a los 310.000 euros en 2011, que es el ejercicio investigado por la Cámara de Cuentas. En un comunicado, la universidad aseguró que se trata de “un reducido número de casos”, pero desde la oposición política en la comunidad se pidió la intervención de la Fiscalía por “posibles comportamientos delictivos”, según adelanta El País.

Se analizó sólo una pequeña parte de los proyectos
La Cámara de Cuentas sólo analizó una muestra de 29 convenios y operaciones de otros 39 de un total de 519 acuerdos para la investigación, que estaban en vigor en 2011. De esa investigación se concluyó que en seis de esos proyectos esposas e hijos de profesores al frente de los mismos habían sido contratados como colaboradores.

Los trabajos que realizaron esos colaboradores (familiares) fueron copias de textos de Power Point o traducciones se pagaron con cantidades entre 10.000 y 40.000 euros.

La Cámara de Cuentas señala falta de control por la universidad
La Fundación General de la universidad alegó en un comienzo que desconocía si “existe algún requisito legal que impida que en proyectos de investigación se pueda contar con la colaboración de un familiar directo”, pero tras hacerse público el informa de la Cámara de Cuentas decidió abrir un expediente. La fundación ha responsabilizado de la justificación de los gastos al director de cada proyecto, sin embargo, la Cámara de Cuentas reprocha a la institución la falta de mecanismos de control interno.