El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante su intervención en el pleno del Congreso que debate hoy y mañana las enmiendas a la totalidad presentadas al proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2014. EFE El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante su intervención en el pleno del Congreso que debate hoy y mañana las enmiendas a la totalidad presentadas al proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2014. EFE



Nadie entre los múltiples grupos de la oposición ha comprado la exposición de Cristóbal Montoro sobre los Presupuestos Generales, en el que ya no sólo ve la luz al final del túnel, sino que ve hasta "la salida del túnel". Las respuestas van desde "no se lo cree ni él" a quienes piensan que el ministro de Hacienda vive en "el país de las maravillas".

La portavoz del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados, Soraya Rodríguez, ha criticado el discurso "sin rigor" de Montoro, al que ha acusado de estar en "una especie de 'relaxing'", sin tener en cuenta a los parados, jubilados, becarios y autónomos, para quienes "no ha tenido palabras". En declaraciones a los periodistas, la portavoz socialista se ha preguntado qué habrán pensado estas personas cuando hayan oído hablar a Montoro de que en el "túnel ya se atisba la salida de la crisis". "Un gobierno serio y responsable no puede hablar de que estamos saliendo de la crisis y empezando a crear empleo cuando en sus propias previsiones para 2012 dice que se destruirá empleo", ha subrayado.

"Ni él mismo se lo cree"
El portavoz de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) en el Congreso, José Luis Centella, considera "decepcionante" la presentación del ministro y cree que su triunfalismo "no se lo cree ni él". Centella ha asegurado que Montoro se ha presentado en el Congreso con un "discurso deslavazado" con una visión "triunfalista", pero todo ello sin rigor y "falto de credibilidad". "Ni él mismo se lo creía", sostiene.

El país de las maravillas
El portavoz de ERC, Alfred Bosch, ha acusado a Montoro de vivir "en el país de las maravillas" y pintar un "panorama de color de rosa" mientras ignora las necesidades de Cataluña. Bosch ha criticado que el ministro hable de sus políticas como "prodigios", un adjetivo "fuera de lugar" teniendo en cuenta que los ciudadanos están viviendo un "auténtico calvario".

"¡Cómo serán sus políticas!"
El portavoz económico del PNV, Pedro Azpiazu, ha reconocido estar "preocupado" por la visión "falsa e irreal" de la situación económica que guía las propuestas políticas del Gobierno, que a su juicio mantiene una imagen "excesivamente optimista" de la realidad apoyándose en "indicadores coyunturales" que no son los que deberían tenerse en cuenta para realizar "un análisis profundo". "Lo que más me ha preocupado es que el discurso de Montoro es absolutamente falso, irreal o, al menos, no se corresponde con la situación actual de la economía. Ha querido trasladar una imagen gratuita y excesivamente optimista, y de ahí nuestra preocupación, porque si eso es lo que opina de la situación económica ¡cómo serán sus políticas!", ha dicho el diputado vasco.

"El peor discurso"
Unión, Progreso y Democracia (UPyD) considera que la presentación de los Presupuestos hecha este martes por Montoro es el "peor discurso" que se ha escuchado en el Congreso en los dos últimos años: "Es difícil decir más mentiras e incurrir en más contradicciones en tan poco tiempo", ha resumido Rosa Díez. La portavoz de UPyD considera que los presupuestos reflejan el "inmovilismo" del Gobierno en un Estado "inviable y residual": "Son la plasmación de una política en los que se exige a los menos tienen, con políticas para recortar a quienes más sufren, y se amnistía a los que tiene la capacidad de defraudar", sostiene.