La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y el presidente del partido y del Gobierno, Mariano Rajoy, en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional 'popular' de este lunes / EFE La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y el presidente del partido y del Gobierno, Mariano Rajoy, en una reunión del Comité Ejecutivo Nacional 'popular' / EFE/Archivo



María Dolores de Cospedal no se ha cortado un pelo hoy al justificar que aún el PP no haya contratado los servicios de una auditoría externa para revisar las cuentas del partido, como prometió. “En España las auditoras no quieren auditar a los partidos políticos”, dijo la número del PP en rueda de prensa, hoy, tras la Ejecutiva de su partido. Resulta más creíble, sin embargo, creer que las grandes auditoras se hayan negado a realizarlo por considerar inaceptables los límites impuestos por Génova, tal como adelantó el digital Vozpopuli, una información de la que se hizo eco ELPLURAL.COM.

"Para que se sepa"
"No es fácil encontrar auditoras que quieran realizar auditorías de partidos, para que se sepa", ha dicho Cospedal, que hoy dio claras señales de nerviosismo ante las insistentes preguntas de los periodistas sobre el caso Bárcenas, que ha puesto al descubierto una presunta contabilidad ‘B’ del PP y los sobresueldos a altos cargos populares, incluido el propio Rajoy y ella misma.

Las auditoras se niegan por los límites impuestos por el PP
Según la información referida, las grandes auditoras del país se han negado a realizar la revisión de las cuentas del PP por los límites impuestos por Génova. Fuentes del PP admitieron que la actual tesorera, Carmen Navarro, se puso en contacto con Deloitte PricewaterhouseCoopers y KPMG para solicitarles una oferta de auditoría, y obtuvo un no como respuesta después de que se les trasmitiera la idea de una auditoría pantalla que no se basara en los ingresos y pagos originales, sino en los libros ya auditados por el Tribunal de Cuentas.

"Lo que el PP quiere no es una auditoría"
Un alto cargo de una de las auditorías mencionadas lo sintetizó en esta frase: “Lo que el PP quiere no es una auditoría”. Además de Deloitte PricewaterhouseCoopers y KPMG, la compañía PricewaterhouseCoopers ha manifestado su rechazo a presentar oferta al PP también por los límites que pretende imponer la dirección del partido.

Todo bien, según la auditoria interna
El pasado 2 de febrero, la tesorera y gerente del PP, Carmen Navarro, presentó su informe ante el Comité Ejecutivo Nacional del Partido Popular sobre las cuentas del partido, en el que aseguró que están “saneadas” y que las retribuciones de sus cargos están “debidamente consignadas” en la contabilidad. Por ende, según su versión, no existen “ingresos o gastos que no hayan sido debidamente asentados en sus asientos y registros contables”.  El partido prometió a continuación una audotoría externa, que, como se va viendo, tiene visos de ir para largo.