La infanta Cristina. EFE/Archivo La infanta Cristina. EFE/Archivo



La Infanta Cristina pagó a través de Aizoon, empresa de la que es copropietaria junto a Iñaki Urdangarin y que está siendo investigada por presuntamente haber servido de 'tapadera' para blanquear fondos procedentes del Instituto Nóos, servicios de 'coaching' por un total de 6.672 euros, mientras que su marido abonó por su parte 707 euros por un curso de salsa y merengue, entre otros numerosos gastos.

Así consta en el último informe entregado al juez José Castro por el Grupo de Delincuencia Económica de la Policía Nacional en Baleares, al que ha tenido acceso Europa Press, y que desgrana factura por factura los servicios privados en que incurrieron los Duques de Palma a través de su sociedad, que se nutría de los fondos que de forma presuntamente ilícita obtuvo el Instituto Nóos de las Administraciones balear y valenciana.

Imputación pendiente
Con todos los datos reunidos hasta el momento y los que restan por presentar por parte de la Agencia Tributaria, el juez quiere esclarecer así si la hija del Rey Don Juan Carlos habría incurrido en un delito de blanqueo de capitales a través de Aizoon, una de las mercantiles del entramado empresarial de Urdangarin y su exsocio Diego Torres. Así, será tras analizar la documentación y consultar a las acusaciones cuando el magistrado decida si imputa de nuevo a la Infanta.