Los ciudadanos suspenden al Gobierno. En concreto, tan sólo un 0,8% considera que su gestión ha sido muy buena, mientras un 10,1 que ha sido buena. Por contra, es un 31,7% el bloque de población que da al Ejecutivo Rajoy la peor valoración, 'muy mala'. Un dato que aún debiera resultar más preocupante para el Gobierno si se tiene en cuenta que el 28,2 la califica de mala, lo que sumado da un 59,9% de los encuestados suspendiendo al Ejecutivo.

Este dato se refleja también en las notas que reciben los diferentes componentes del Gobierno. Tan sólo la vicepresidenta del Gobierno, con un 3.17, y uno de los ministros, el de Exteriores, José Manuel García Margallo, con un 3.23, superan el 3 sobre 10 puntos. Los demás se mueven entre el 1,92 del ministro de Educación, Iñigo Méndez de Vigo, el peor valorado, el 2,09 de Cristóbal Montoro, el 2,27 del ministro de Industria, José Manuel Soria, o el 2,40 de la ministra de Empleo, Fátima Báñez. El propio Mariano Rajoy se queda en un 2,61, en la media del resto de sus ministros.