A seis días de la celebración de un Comité Federal que promete ser tenso, y donde debiera decidir en gran medida su marco de posibles pactos, los socialistas delimitan sus líneas de juego. Al menos, las de la actual dirección federal: “El PSOE no gobernará a cualquier precio”, ha dicho César Luena, secretario de organización, tras una reunión de la Permanente de la Ejecutiva, antes de reafirmar: “Pedro Sánchez no será presidente a cualquier precio”.



Casas por el tejado
El dirigente socialista, que ha acusado a las otras formaciones de estar mientras “más interesadas en los bloqueos, en las tácticas y en la precampaña y, a lo mejor, en los sillones”, ha comentado también que su partido no tiene prisa, y ha insistido en que es aún el tiempo del actual presidente en funciones: “Rajoy y el PP tienen que asumir su responsabilidad y afrontar las negociaciones para una investidura en las Cortes”, ha dicho tras advertir que “Rajoy no puede estar en el limbo y tiene dos opciones: o va a la investidura o se va de la política española”.

En el mismo tono, Luena ha insistido en la disposición de la actual dirección socialista a buscar un gobierno de consenso que evite nuevas elecciones por lo que el PSOE, ha dicho “hablará con todos”, aunque insistiendo, en clara alusión a Podemos, que “no es el tiempo de empezar la casa por el tejado”. Y ha insistido: “no es el momento ni de números ni de sillones”, antes de ironizar: “Queríamos creer que a algunos les preocupaba más la subida del salario mínimo interprofesional, o las políticas sociales que ocupar el sillón de la vicepresidencia del gobierno”.