La concejal del Partido Popular en Calasparra, Davinia Saorín, se arrepiente ahora de haber llamado "terroristas" a las mujeres que abortan.eFue el pasado día 5, en una rueda de prensa en la que, con gran elocuencia, tildó de "aberración" la actual ley de plazos, que es utilizada como medio anticonceptivo:
“Ni me gasto en métodos anticonceptivos ni ná, a pajolera suelta. Me voy una noche, me emborracho, pierdo la cabeza. Si no me viene la regla, me voy, aborto y santas pascuas y alegría… y viva España”.

Tras el escándalo, las disculpas
Ahora, tras la repercusión mediática que han tenido sus palabras, pide disculpas y "reconoce su error en la comparación con terroristas". "No tenía intención alguna de ofender a nadie y fue una equivocación usar ese término", asegura en declaraciones recogidas por el diario La Verdad.

Fiel defensora del derecho a la vida
Asegura que es una "fiel defensora del derecho a la vida" y que "está a favor del aborto en los tres supuestos de violación, peligro para la salud física y psíquica de la mujer y malformaciones fetales incompatibles con la vida". Eso sí, no cuando la mujer utiliza la ley como "método anticonceptivo" porque con ellos  "está negando el derecho a la vida del no nacido".