El Embajador de España ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Cristóbal Valdés, ha presentado este lunes una queja después de que el secretario general de la institución llamase "imbecil" al expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero mientras valoraba su gestión por la crisis en Venezuela.

"No podemos asistir tranquilamente a los gravísimos insultos que ha recibido del secretario general de la OEA". "Vamos a presentar una protesta por vía diplomática con un comunicado del ministerio. No se puede aceptar que se le llame al señor Zapatero el sumun de la imbecilidad", dijo el ministro de Exteriores, Josep Borrell, nada más producirse los insultos.

Por ello, este lunes el Gobierno ha presentado una nota verbal de protesta para “rechazar enérgicamente las declaraciones realizadas el pasado viernes por Luis Almagro, Secretario General de la OEA, en las que se dirige al expresidente Rodríguez Zapatero en términos absolutamente inapropiados”.

El Gobierno ha recordado que, aunque el esfuerzo de mediación desarrollado en Venezuela por el expresidente Zapatero es a título personal y no representa al Gobierno español, “el Ejecutivo español se ha sentido gravemente ofendido por los insultos del Secretario General de la OEA”.

“Intolerable” y “lenguaje absolutamente inapropiado”

Para el Gobierno de España, las palabras utilizadas por Luis Almagro van mucho más allá de lo que podría justificarse por una diferencia de opiniones sobre cuestiones políticas, además de utilizar un “lenguaje absolutamente inapropiado y realizar insinuaciones intolerables”.

Hay que recordar que, en declaraciones a la televisión colombiana NTN24, Almagro dijo: "El señor Zapatero tiene un problema muy grande de comprensión y que podemos definirlo de distintas categorías (...) Mi consejo, es un consejo nada más: que no sea imbécil. Es un consejo importante, bueno, creo que le puede hacer mucho bien".

Relacionado Zapatero estalla harto de que le calumnien por Venezuela

Para continuar insultando asegurando que “definitivamente el señor Zapatero está en el grado más alto de imbecilidad. Ha necesitado siete explicaciones para entender”.

El Gobierno ha recordado también que el expresidente Rodríguez Zapatero ha desempeñado su cargo como presidente del Gobierno de España entre 2004 y 2011 por la voluntad mayoritaria de los ciudadanos españoles y merece, por tanto, el debido respeto a la alta magistratura que ha desempeñado.

Por último, el Gobierno de España exhorta al Secretario General Almagro a que "ponga fin a esta innecesaria y perturbadora situación que empaña la dignidad del cargo que ostenta".