El Gobierno de Gibraltar acusa a una embarcación del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) de "disparar cuatro veces" y "lanzar objetos que parecían ser ladrillos" a una embarcación de recreo que se encontraba pescando "en aguas territoriales británicas de Gibraltar".

Se les había ordenado parar los motores
Según ha indicado en un comunicado la Oficina de Información de Gibraltar, el incidente se produjo el sábado pasado cuando dos hombres se encontraban a bordo de una embarcación de recreo registrada en Gibraltar. Los tripulantes de este barco informaron a la Royal Gibraltar Police de que la tripulación de la nave Aguila IV, perteneciente al Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) español, disparó cuatro veces en su dirección con una pistola.

Los tripulantes de la embarcación gibraltareña relataron que  el buque español les había ordenado que detuvieran sus motores y al no obedecer la Aguila IV maniobró a su alrededor e intentó abordarla, por lo que intentaron una maniobra evasiva.

Gibraltar dice que la actuación de su embarcación era correcta
De acuerdo con la misma versión,  la tripulación del SVA"disparó cuatro veces hacia el mar, cerca de la embarcación, además de lanzar objetos que parecían ser ladrillos".  Después de contactar con la RGP, un agente subió a la embarcación, siendo escoltada hasta la Estación Marítima del Gobierno de Gibraltar. La autoridades del Peñón han dicho que no existe ninguna sospecha de que estuvieran llevando a cabo alguna acción ilegal, así como que contaban con todos los permisos de pesca necesarios.

Picardo advierte de "una escalada de violaciones"
El ministro Principal de Gibraltar, Fabián Picardo, ha señalado que "se trata del tercer incidente protagonizado por el SVA en otras tantas semanas" y ha añadido que "esta incursión ilegal por parte del SVA en aguas territoriales británicas de Gibraltar representa una escalada extremadamente grave de las repetidas violaciones españolas de la soberanía británico-gibraltareña".

"En esta ocasión no existe ninguna excusa relacionada con la defensa de la ley", ya que "las investigaciones confirman que el SVA disparó contra una inocente embarcación de recreo gibraltareña", por lo que "las autoridades españolas han puesto en peligro las vidas de civiles gibraltareños inocentes", afirmó Picardo.



El ministro principal de Gibraltar ha asegurado que " no tolerará, bajo ninguna circunstancia, la intimidación ni el acoso a embarcaciones gibraltareñas en aguas territoriales británicas de Gibraltar" y ha señalado que están "trabajando estrechamente con el Gobierno del Reino Unido para tomar las acciones necesarias y apropiadas en respuesta a esta inaceptable amenaza".

El Servicio de Aduanas de Gibraltar responderá en el futuro
Picardo ha advertido de que su Gobierno ha cambiado la postura del Servicio de Aduanas (HM Customs) en el mar, de manera que "cualquier futura incursión similar del SVA recibirá una respuesta activa por parte del Servicio de Aduanas gibraltareño, que es el homólogo del SVA". No obstante, ha manifestado que "nuestro objetivo continúa siendo mantener una cooperación adecuada" y que "cuanto antes adopten una actitud de cooperación similar las autoridades españolas, tanto mejor será para todos".

Exteriores niega el incidente
El Ministerio de Asuntos Exteriores, que dirige José Manuel García-Margallo, ha rechazado hoy que se registrara un incidente el pasado sábado denunciado por el gobierno gibraltareño. Según dijeron fuentes del Ministerio a EFE, la embarcación del servicio de vigilancia aduanera española ejercía en zona de cumplimiento de la ley persiguiendo posibles delitos, y han insistido en la posición de España de que las aguas adyacentes a Gibraltar son españolas.