El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha admitido este viernes en una entrevista a El País que es necesario revisar el número de aforados en España para pasar de los actuales 17.621, sin contar a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, a los que él estima imprescindibles, 22.

22 aforados... más la familia real
En sus declaraciones el ministro ha dejado claro que la familia real no entra en los candidatos a dejar el aforamiento. Así, ha declarado que "los únicos aforamientos que deberían subsistir en España son, aparte de los que afectan a la familia real" los de los titulares de los poderes del Estado: "el presidente del Gobierno, los presidentes del Congreso y del Senado, el presidente del Tribunal Constitucional y el presidente del Tribunal Supremo, más los 17 presidentes de las comunidades autónomas, y esto suma 22 personas".

Sánchez reclama acciones globales por la regeneración
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha celebrado la disposición de Gallardón a reducir aforados pero ha pedido ir más allá por ejemplo para acabar con los indultos políticos. Así, se ha mostrado dispuesto al diálogo con el Gobierno "en todas aquellas medidas que impliquen limpieza, regeneración democrática y reducción de los privilegios" y en ese sentido ha recordado el PSOE presentará en septiembre en el Congreso "una agenda radical de limpieza y regeneración democrática" que pasa también por revisar el Tribunal Constitucional y el de Cuentas, el Consejo General del Poder Judicial o el Banco de España.

IU reclama explicaciones en el Congreso
Mientras, Izquierda Unida, a través de su grupo parlamentario, ha registrado en el Congreso la petición de comparecencia del ministro de Justicia para que explique sus planes para reducir el número de cargos aforados y cómo piensa hacerlo, recordando que la declaración de intenciones de Gallardón llega tras meses de presión social. La iniciativa parlamentaria de IU también pide textualmente al ministro de Justicia acuda a la Cámara para "informar sobre los aforamientos, indultos y la lucha contra la corrupción" incluyendo también así otras cuestiones que están de plena actualidad y sobre las que el ministro se resiste a dar cuenta en sede parlamentaria.

Balones fuera con la Gürtel
En la entrevista, Gallardón habla de "actuaciones individuales" en el PP para referirse a la Gürtel. Cuando le preguntan por los indicios de financiación ilegal en su partido ya que Ruz ha constatado en un auto la existencia de una caja B en el partido durante más de dos décadas, el ministro se limita a decir: "Si eso, al final, cuando haya una resolución judicial firme se confirma, merecerá toda mi condena".